El proyecto Pesos de Puerto Rico y la necesidad de una moneda social digital

Nota del Editor: Cuarto y último de una serie de artículos sobre la posibilidad de que los puertorriqueños puedan crear una moneda social.)

Dra. Martha Quiñones Domínguez 

Para Prensa sin censura 

La primera edición de los Pesos de Puerto Rico, un proyecto artístico social que explora qué valoran los y las puertorriqueños, del proyecto Valor y Cambio, fue un proyecto de Frances Negrón-Muntaner y Sarabel Santos Negrón como gestoras de este proyecto artístico social.

Como parte de este experimento, las creadoras desarrollaron e imprimieron una serie de billetes que representan cuatro valores: Solidaridad, equidad, justicia y creatividad, con el uso de figuras emblemáticas como Roberto Clemente, Julia de Burgos, Ramón Emeterio Betances, Luisa Capetillo y los hermanos Celestina, Gregoria y Rafael Cordero, así como la comunidad del Caño Martín Peña.

Estos pesos estuvieron disponibles y se podían usar únicamente del 9 al 17 de febrero y se conseguían a través de un cajero automático móvil que estuvo en diversos puntos de San Juan y Bayamón. La máquina grabará las contestaciones en vídeo, y a cambio otorgará una cantidad indeterminada de pesos, que se podrán intercambiar por artículos en establecimientos participantes. Al ser un proyecto que no proveía continuidad en el mercado social causó que se especulara con los que no fueron redimidos, fueron coleccionados y adquirieron valor de mercado y de acumulación en mercados de especulación como e-Bay.

¿Cómo crear una moneda social?

Como proyecto social hay que reunirse para buscar el consenso de todos los implicados, que definen unos objetivos claros y concretos de la iniciativa. Son las instituciones u organizaciones locales, que se reúnen y oficializan su adhesión a una red que se crea y oficializa con principios y objetivos.

Luego se elige cómo crear la moneda y quién será el promotor e impresor (banco). En ese momento se dan atributos a esa moneda como la paridad, el soporte y los medios de pago. Hay que establecer las redes entre el banco y las redes de trueque-comercio (paridad tiempo – moneda social – moneda legal) para poder valorar tanto productos como servicios indistintamente.

Buscamos articular mecanismos de distribución y circulación de la moneda, como de dinamización de los intercambios y de los saldos en moneda social de los participantes, ajustando periódicamente la existencia de dinero en el sistema mediante la implementación de la entrada de nuevos socios o comercios con más moneda. Es como un organismo vivo que se mantiene de la dinámica constante de intercambios entre todos los participantes productores y consumidores, unidos en un propósito común facilitado y potenciado por la moneda social. El elemento clave para que la moneda social tenga éxito es la confianza de los usuarios y participantes.

Las diversas fuentes señalan que las monedas pueden crearse a partir del intercambio de servicios (bancos de tiempo); a partir del intercambio de productos y servicios (redes de trueque o mercados); intercambiándola por dinero legal; a partir del reciclaje y la reutilización; como descuento o gratificación (fiduciaria, sin soporte); a partir de la financiación colectiva de proyectos.

Hay que notificar del uso de estas, informar a todos de los bienes y servicios que se ofertan y solicitan, bien de forma puntual o periódica o a través de actos públicos periódicos, mercadillos o ferias donde se tiene la opción tanto de ofrecer productos y servicios como de obtenerlos, o bien mediante la distribución de información a todos de los comercios y negocios implicados, y los medios electrónicos de información.

Pueden ser la moneda local en formato digital

El dinero como facilitador: es la función primordial del dinero, facilitar el intercambio que sea aceptado. Su objetivo es fomentar y potenciar la economía local. Si la misma se crea de forma virtual, es una decisión que toman los promotores de esta.

Hoy la más famosa de las monedas virtuales es el BITCOIN que circula en la red. Pero no es considerada una moneda social, por no crearse en un contexto de comunidad o para activar la economía local. Pero en las monedas sociales si existen monedas virtuales, digitales, criptomonedas, como los Bristol Pound (que tiene 3 métodos de pago, efectivo, SMS y digital), Vila Real (que ofrecer dos métodos de pago, móvil y digital), entre otros. 

Las monedas locales son monedas soportadas por dólares que se “compran” con moneda de curso legal y cuyo objetivo principal es el apoyo del comercio local de proximidad. Se puede utilizar en su formato digital o billetes físicos, pero debe estar respaldada por instituciones locales, cooperativas o cajas locales que se pueden crear para el intercambio de estas.

La idea de las monedas sociales es que ayude a impulsar el comercio local, fomentar trabajos, vender productos y servicios, empoderar comunidades y colectivos y mover la economía local. Su valor depende del tipo de moneda social y de lo que ha acordado el colectivo que la creó, con paridad entre tiempo, moneda local y moneda oficial.

La Autora es Doctora en Economía y Planificación, ex Presidenta de la Asociación de Economistas de Puerto Rico y Catedrática del Recinto de Arecibo de la Universidad de Puerto Rico.

Un comentario en “El proyecto Pesos de Puerto Rico y la necesidad de una moneda social digital”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s