Mujer sorda amenaza con suicidarse frustrada por incompetencia en los servicios públicos

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura

Mientras el País y la diáspora boricua en Estados Unidos continúan sorprendidos e irritados por la manera errática en que el Estado manejó el caso de la separación de los hijos de 7 y 5 años de la mujer sorda Janet Viera Grau, quien después se suicidó, trasciende que otra joven mujer ha amenazado en varias ocasiones con atentar contra su vida por la frustración que siente ante los deficientes servicios que recibe en las oficinas del Centro de Servicios al Conductor (CESCO) y corporaciones públicas como la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

En repetidas ocasiones Hannah Marrero ha visitado las oficinas aludidas y los empleados han optado por ignorarla porque no hay ninguno adiestrado en lenguaje de señas.

La intervención del personal del Departamento de la Familia, sin preparación en lenguaje de señas, provocó esta semana el suicidio de la joven madre Janet Viera Grau cuando la agencia removió sus hijos.

Hannah, por su parte, ha amenazado en varias ocasiones con suicidarse. Su situación de desamparo se ha acentuado luego del asesinato de los tres oficiales del orden público, que presenció y lamenta porque dos eran sus amigos.

Allegados aseguran que atraviesa por una crisis de estrés post traumático y que la incompetencia de los servidores públicos de las oficinas que visita han exacerbado su depresión.

Según publica en su muro en la red social Facebook, la molestia más reciente ocurrió durante la mañana de este viernes 22 de enero al visitar el CESCO de Santurce. Su reclamo es que vendió unos vehículos y sigue recibiendo notificaciones con multas por violaciones a la ley de tránsito de las que presuntamente no es responsable.

Su prima Marianel Marrero Cruz hizo un llamado en las redes sociales a que la administración de Pedro Pierluisi contrate personal experto en lenguaje de señas o adiestre a los empleados de las oficinas gubernamentales para facilitar las gestiones de la comunidad sorda del País.

“Que el Gobierno de Puerto Rico contrate personas intérpretes de señas para estas personas que padecen de esta condición. Que tanto los están discriminando y más en las oficinas de gobierno por no entender a esta persona. Miren lo que pasó con la joven que se quitó la vida por prácticamente lo mismo. Y tristemente ya no está para que la ayuden. Ahora está el caso de mi prima Hannah y demás que padecen esta condición”, publico Marianel en su Facebook.

La propia Hannah Marrero comentó en las redes sociales que en dos ocasiones recientes ha atentado contra su vida, siendo hospitalizada.

En un intercambio de textos por Messenger entre Hannah y este redactor, la mujer sorda nos cursó una invitación para que, desde el anonimato, seamos testigos de la violación a sus derechos en las oficinas que visita.

Además de la incapacidad del personal de las agencias públicas, la situación de la comunidad sorda se empeora porque es imposible leer los labios con las mascarillas que utiliza el personal que ofrece servicios públicos como medida para prevenir el contagio con el Covid-19.

Hannah Marrero. (Foto/Facebook)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s