Cirugía de emergencia para la crisis inminente del sistema de salud en Puerto Rico

(Nota del Editor: Primero de una serie de artículos)

Dr. Iván Figueroa Otero

Periodismo Alternativo

La crisis económica que afecta actualmente a nuestro pueblo podría precipitar una emergencia social sanitaria en nuestro sistema de salud pública, que si no es atendida con terapias urgentes podría acabar en su colapso total. Para poder entender la peligrosidad de la situación y poder aplicar las acciones preventivas necesarias, debemos primero entender su origen (diagnóstico correcto) y las posibles técnicas disponibles para frenar el progreso de la enfermedad.

Las Causas

Un Sistema De Salud Anacrónico

Nuestro sistema de salud previo a la implementación de la reforma de salud  era modesto en su rol gubernamental de cuidador de la salud de nuestra población con escasos recursos económicos. Sin embargo, tenía un concepto regional de servicios que históricamente fue un paradigma innovador. Las administraciones gubernamentales, influenciadas por un sistema de salud anacrónico (donde la calidad estaba basada en la capacidad de pago del paciente y no en el derecho inalienable del ciudadano a mantenerla, como ocurre en países desarrollado del primer nivel) decidieron entregar a las aseguradoras privadas de servicios médicos tanto su responsabilidad fiscalizadora como el presupuesto dedicado a ese propósito.

Esto resultó en la desaparición del sistema regional de salud previo, creando una sobrecarga a los pocos sistemas terciarios disponibles.

El Aumento Descontrolado En los Costos De Servicios Médicos

Este aumento necesario para asegurar la población de pacientes de escasos recursos, junto con la crisis económica actual del país, y el aumento en el desempleo, incrementó aún más los costos debido a la cantidad adicional de personas que cualifican para la cubierta gubernamental.

La Distribución Inapropiada Del Presupuesto Para Servicios Médicos

El resultado de establecer un sistema de salud motivado en la ganancia obtuvo la realidad triste que la mayoría de los costos y ganancias se quedaron en las cuentas de banco de las aseguradoras, y lo que finalmente llegó en servicios al paciente era solo el “pega’o” del fondo de la olla!

La Garantía De Calidad Deficiente En Servicios Médicos

La motivación de aminorar los costos en los servicios sin asegurar la calidad de estos llevó a la asignación de presupuestos de gastos por poblaciones de pacientes, cuyo resultado final fue el racionamiento de servicios valiosos para el cuidado del paciente. Esta tendencia es más notable en la cubierta de servicios médicos de los asegurados del gobierno, creando nuevamente la dualidad en servicios médicos que existía en el sistema anterior y que había sido una de las motivaciones principales para la reforma de salud.

El Desenfoque Creado Por La Visión Correctiva De La Medicina Moderna

La visión de la educación médica moderna, que hace su propósito primario terapéutico tratar los síntomas de los pacientes y no la causa de la enfermedad, crea un desenfoque con resultados duales. Primero, busca los remedios más efectivos y rápidos a la condición clínica, sin escatimar en los costos que resulten de estos servicios aun cuando la población de pacientes que los necesiten sean una minoría dentro de la población total de asegurados. Por eso se dice que en este modelo de cubierta de salud, el 90% de los gastos se enfocan en un número limitado de los asegurados. Estos representan a los pacientes de alto riesgo de costo al plan, que consisten en condiciones crónicas, degenerativas, cáncer, congénitas etc., asociadas con tratamientos costosos y prolongados.

Ante la evidencia científica que muchas de estas condiciones de salud podrían ser previsibles o modificables en su manifestación, si dirigiéramos los esfuerzos y el presupuesto de los planes en educación para cambiar los estilos de vida que las originan, disminuiríamos en poco tiempo el impacto económico de tratarlas. Esto lleva a los expertos en salud pública a cuestionar nuestro énfasis correctivo del tratamiento sin enfocar en el preventivo. No hay duda que debemos buscar el alivio y cura más rápido posible, pero sin olvidar la responsabilidad que tiene el paciente en la aparición de su enfermedad. Estudios epidemiológicos nos sugieren que más del 90% de diabetes tipo II, 80% de la enfermedad coronaria, y el 70% de cáncer del colon podrían prevenirse con medidas que controlen el sobrepeso, el fumar, y que promuevan el ejercicio frecuente, dietas balanceadas y la moderación en consumo del alcohol (Willett 2002). La eficiencia de nuestra medicina en prolongar la vida de nuestros pacientes sin asegurar la calidad de la misma nos garantiza un aumento tanto en el número de estos casos como en los costos asociados a su tratamiento.

La Crisis Inminente Que Se Avecina

Permítanme la libertad de especular con cierto grado de probabilidad estadística, el escenario futuro de nuestro sistema de salud si no tomamos medidas urgentes para prevenirlo. Partiendo de la premisa que la crisis fiscal y la escasez de fondos y reservas de nuestro gobierno continua, y que los recortes presupuestarios del congreso continúan afectando al plan de Obama y a medicaid y medicare, Puerto Rico no podrá mantener su compromiso de asegurar a la población indigente, que no tiene los recursos para costear sus servicios médicos. Debido a que la mayoría de los servicios médicos de la población previamente mencionada son rendidos por instituciones hospitalarias, farmacias y profesionales de la salud basados en la motivación de ganancias o remuneración por servicios, ¿debemos cuestionar qué pasará en todos estos niveles cuando no exista el dinero para compensarlos? ¿Qué pasará con el paciente cuando no tenga una “tarjetita” engañosamente tildada de “salud”?

Denegación De Servicios Y Cierre De Instituciones De Proveedores de Servicio

Primeramente, veamos el impacto sobre los servicios no urgentes, tales como visitas médicas, laboratorios, rayos x y despacho de recetas. Todos los anteriores no estarían disponibles, ya que la compensación por el servicio desaparecería. Los servicios hospitalarios para procedimientos electivos (no urgentes) serían denegados por la misma razón. El impacto económico sobre estos proveedores de servicio podría llevar al cierre de muchas instituciones y grupos de practica que basan su “salud” económica en los ingresos del plan de salud gubernamental.

El Impacto De La Mal Utilización De Salas De Emergencia

Este efecto dominó afectará la estabilidad económica de cada componente en la cadena de salud de nuestro pueblo, pero el impacto social y humano será más notable en el paciente y su salud. Esto será más evidente en la prestación de servicios urgentes en todos los niveles. El comportamiento tradicional de nuestros pacientes en el pasado, al no tener servicios médicos primarios disponibles en su región, fue acudir a las salas de emergencia hospitalarias ya que por ley no se les podía denegar la evaluación y tratamiento inicial. Esta situación afectaría los servicios tanto de la población de asegurados como la de los que no tienen cubierta, debido a la sobrecarga de pacientes generado por la crisis.

En Jaque Mate Nuestro Sistema De Servicios De Emergencia Terciarios

El resultado de la pérdida de organización regional de nuestros servicios de salud fue la concentración de todos nuestros servicios terciarios en el Centro Médico de Río Piedras, donde existían las unidades más apropiadas para ofrecerlos. Es un hecho que este centro esta sobrecargado tanto en el número de casos como en su impacto presupuestario. El proceso que ocasionará la congestión de pacientes sin cubierta médica en las salas privadas de emergencia, aumentará significativamente el número de pacientes que serán referidos al Centro Médico. Muchos de estos pacientes no serán de naturaleza compleja, pero por ley tendrán que ser evaluados y tratados antes de disponer de ellos. Esto pondrá en Jaque Mate nuestro sistema de servicios terciarios en Puerto Rico.

La Crisis Disparará Los Costos De Servicios Médicos De Manera Desenfrenada

Como los sistemas de salud basados en servicio por lucro tendrán un aumento en la demanda, y los proveedores disminuirán, la oferta mermará dramáticamente disparando así el costo de los servicios a los pacientes que buscan comprar cubiertas de seguros médicos. Si estos no pueden conseguir seguros dentro de su capacidad económica, acabarán uniéndose a la población sin cubierta médica, aumentando la crisis humanitaria y de salud.

La crisis económica que afecta actualmente a nuestro pueblo podría precipitar una emergencia social sanitaria en nuestro sistema de salud pública, que si no es atendida con terapias urgentes podría acabar en su colapso total. Para poder entender la peligrosidad de la situación y poder aplicar las acciones preventivas necesarias, debemos primero entender su origen (diagnóstico correcto) y las posibles técnicas disponibles para frenar el progreso de la enfermedad. A continuación discutiremos las opciones para solucionar la crisis.

Las Soluciones Posibles A La Crisis

Este sistema debe garantizar la mejor calidad de servicios a todo miembro de nuestra sociedad, y libre acceso a los servicios sin considerar su capacidad de pago.

Este debe preferiblemente tener un solo pagador central de los servicios y la junta administrativa de este pagador debe constituirse como una organización sin fines de lucro y tener representación tanto gubernamental como de todas las fases comunitarias. Aunque los proveedores podrán establecerse con fines de lucro, el sistema favorecerá aquellas sin fines de lucro u organizaciones con fines de lucro tipo cooperativas.

Aunque el foco terapéutico agudo siempre será guiado según los criterios de mejor calidad médica mundial, el énfasis en las medidas preventivas será el norte del sistema de salud nuevo. Nuestras metas de calidad deben ser compatibles con la capacidad presupuestaria y debemos esforzarnos en el control de los costos de servicios basados en medidas fiscales que no pongan en riesgo ni la salud del paciente, ni del sistema de salud.

El sistema tiene que restablecer la regionalización de servicios por niveles primarios, secundarios y terciarios para permitir el acceso a todas las regiones geográficas de manera fácil y eficiente a todo usuario del sistema.

La Autogestión Comunitaria En Cooperativas De Salud Autónomas

Algunos de los componentes más afectados después de la reforma anterior de nuestro sistema de salud fueron nuestros centros de cuidado primarios. Si realizamos que estos centros son la esencia medular de la medicina preventiva y esta su vez, es la esencia del control de costos del sistema, su reestructuración debe ser prioritaria en nuestra nueva reforma sanitaria.

Las Cooperativas Comunitarias De Salud Son La Zapata De La Reconstrucción De Nuestro Sistema De Salud

Las características de éstas deben contener los siguientes componentes:

1. Derecho a Membresía- La participación es voluntaria y puede tener requisitos mínimos para su membresía.

2. Estructura democrática con representación proporcional de votación de todos sus miembros.

3. Tener el derecho a poseer un mínimo de acciones y recibir intereses de las mismas.

4. Las ganancias serán repartidas en ahorros, acciones, descuentos, educación de miembros y reinversión en los servicios de la cooperativa.

5. La educación de todos sus miembros debe ser una de las prioridades de la organización.

6. Los servicios de la cooperativa deben coordinarse con todos los servicios prestados de todas las cooperativas que sirven a la población.

El Beneficio Comunitario De Las Cooperativas De Salud

Estos sistemas de autogestión comunitaria sanitarios ya han sido probados en varios países con sistemas universales de salud. El sentido de co-propiedad a cada miembro del sistema da un sentido de responsabilidad por el cuidado de su salud y facilita la implementación de medidas sanitarias preventivas que redundan en ganancias para los miembros tanto en aspectos económicos como sanitarios. La estructuración de juntas directivas representativas de profesionales, proveedores, pacientes y representantes gubernamentales regionales asegura la salud integral de la cooperativa. La autonomía de las estructuras político-partidistas la independiza de los vaivenes asociados con estos sistemas.

Características Esenciales Para Asegurar Su Éxito

1. Para asegurar su estabilidad económica, estas cooperativas deben limitar sus servicios a servicios terapéuticos primarios y preventivos, y no debe ser responsable por proveer servicios terciarios especializados, ni por costos de hospitalización de estos tipos de pacientes.

2. Deben poder establecer costos por membresías mensuales o anuales según su presupuesto y tamaño de población.

3. Deben poder facturar o negociar con el gobierno los servicios a pacientes de medicaid y sin cubierta médica.

4. Deben poder facturar a medicare por servicios a miembros y no miembros.

5. Deben poder subcontratar a proveedores, laboratorios y servicios radiológicos por servicios a sus miembros.

6. Deben repartir las ganancias de la cooperativa en acciones, intereses, beneficios o descuentos, entre los miembros de la cooperativa, según la directiva lo establezca y el reglamento permita.

Ventajas De Establecer El Sistema de Cooperativas De Salud

1. Permite el restablecimiento rápido de un sistema regional primario de salud sin impacto fiscal al gobierno.

2. Combinar la motivación de asegurar la mejor calidad de vida y salud de sus miembros con la motivación de controlar los costos de estos servicios, garantiza el uso eficiente de su presupuesto y la distribución del mismo para el beneficio de la cooperativa y del gobierno regional y estatal.

3. Disminuye la responsabilidad gubernamental como proveedor de servicios de salud y le permite fiscalizar la calidad de estos servicios más eficientemente.

4. Impacta positivamente los gastos de proveer servicios de salud del estado-país, al eliminar los costos inflacionarios creados por las expectativas de ganancia de las aseguradoras privadas, repartiendo este presupuesto más equitativamente utilizando las cooperativas de salud comunitarias.

5. Provee empleos a los empleados y proveedores que serán afectados por la inminente crisis del sistema de salud de Puerto Rico.

6. Mejora la salud fiscal total de nuestra economía, y ofrece ejemplo a otros sistemas cooperativos que podrían integrarse para servicios a nuestras comunidades.

Algunos pensarán que mi visión es inocente y utópica, pero yo creo firmemente en la capacidad de nuestra gente para buscar la solución de sus problemas.

En mi próximo comentario editorial, leerán sobre la solución a la fuga de médicos y especialistas de nuestro país.

(El Autor es Profesor Retirado de Cirugía Pediátrica, Recinto Ciencias Médicas UPR y Diplomado en Acupuntura Médica)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s