Y después de las elecciones qué…

Dra. Milagros S.Rivera Watterson

Trabajadora Social 

El 3 de noviembre del 2020 en nuestro País se llevaron a cabo las elecciones generales, las cuales estuvieron precedidas de un corto pero intenso bombardeo de propaganda que no se limitó a la televisión y la radio, sino que también se extendió a  las redes sociales.

Además, no quedó poste en el país que no luciera por lo menos el retrato de uno de los candidatos, no sólo para la gobernación, sino también para la legislatura y las alcaldías. A eso se añade un número de debates nunca antes visto. 

La discusión de los temas políticos se seguía expandiendo a cuanto lugar estuviese habitado o concurrido por personas, ya fuese el ámbito familiar, como laboral y hasta social.  En todos surgían discusiones en torno al partido o candidatos preferidos por cada persona, las cuales, como somos un pueblo apasionado, a menudo terminaban en ofensas y enojos. Y después de las elecciones qué?

Por eso hice un llamado previo a las elecciones para que aprendiéramos a respetar las diferencias, a que no dañáramos una relación por un momento de coraje, ya que como decía mi padre, nosotros nos enojamos y los políticos siguen de amigos .

Pasadas las elecciones , y aunque estamos pendientes del recuento que podría hacer la diferencia en algunos puestos legislativos y las alcaldías, tenemos que reconocer que la Comisión Estatal de Elecciones ya ha certificado unos ganadores. Así que tenemos gente celebrando porque Pierluisi será el nuevo Gobernador y a otros tristes y en búsqueda de consuelo. Miles de personas están frustradas y buscando formas positivas para aceptar la nueva realidad. Hay que hacerlo para poder soltar el golpe y empezar el 2021 con nuevos bríos.

Para aprender a bregar positivamente tenemos que entender el significado del término frustración, que según el Diccionario de la Real Academia Española es “la imposibilidad de satisfacer un deseo”. Ese sentido manifiesto de imposibilidad se traduce o se hace real en un sentimiento de tristeza, debido a la desilusión que embarga a la persona por no haber logrado su deseo. Aplicado a la política, tenemos en nuestro País miles de personas que tenían la ilusión de que su candidato/a ganara la elección y eso no se hizo realidad.

Es normal que los seres humanos suframos frustraciones cuando no vemos realizados nuestros deseos, pero cuando esto se convierte en una tristeza persistente e intensa puede llevarnos hasta una depresión, y eso no es lo que queremos que suceda. Por eso compartiré con ustedes algunas ideas para reconocer nuestra realidad y evitar que la frustración se apodere de nuestra vida. 

Para lograr vencer la frustración lo primero que tenemos que reconocer es que la realidad numérica que otorga el establecer unos vencedores y otros perdedores es un hecho que no podemos cambiar. Debemos reconocer también que el fanatismo generalmente nos lleva a asumir actitudes de confrontación seguidas por manifestaciones de conducta donde terminamos insultando a aquellas personas que no piensan igual que nosotros.

Ahora mismo sabemos que hay recuento y cada candidato tiene que defender sus votos, pero en el fragor de la lucha atacarnos física o verbalmente no resolverá la situación.

Si usted, amigo-a  lector o lectora no es candidato ni ocupa un puesto político, pero se siente agobiado o agobiada, le inunda la tristeza y la frustración, puede hacer mucho por continuar su vida y salir con mayores fortalezas de la experiencia. Para lograrlo nos hacemos eco de las recomendaciones de muchos sicólogos que nos indican que para superar las frustraciones debes:

• Actívarte : con esto queremos decir que nos involucremos en actividades que nos hagan sentir mejor y que conlleven por ejemplo el caminar o hacer ejercicios físicos.

• Sustituir  tus pensamientos negativos por aquellos que sean realistas, racionales y positivos .

• Aprender a ser asertivo o asertiva: tenemos que sabernos defender de los ataques, de los insultos y las burlas que nos hacen los ganadores. Y después de las elecciones pero no en forma violenta, sino con hechos y sosegadamente.

• Usar tu inteligencia emocional: entiende que las emociones negativas pueden causarte problemas, no permitas que estas se adueñen de ti y aprende a ejercer auto-control.

  • Aprender a usar diferentes medios para mantenerte relajado como lo son el control de la respiración , ejercicios para tensar y relajar el cuerpo y hasta la meditación.
  • Alejarte de la tentación de estar todo el tiempo conectado a los medios de comunicación para conocer al dedillo como van los recuentos, quien gana o pierde, ya que eso aumentará tu nivel de tensión  y ansiedad.
  • Volver a tu rutina pre- eleccionaria .

Considera que lo más importante es que internalices que la vida continúa, y la realidad inmediata no va a cambiar, pero tu actitud o reacción hacia ella depende de ti . 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s