El entierro del PIP

(Nota del Editor: Cuarto de una serie de artículos sobre las posibilidades reales de los seis candidatos a la gobernación en las elecciones generales del 3 de noviembre.)

Análisis

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura

Analizar las posibilidades reales que tiene el licenciado Juan Dalmau de ser electo gobernador de Puerto Rico, supone repasar la historia y recordar que el fundador del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Don Gilberto Concepción de Gracia, fallecido en 1968 a los 58 años, fue abogado del maestro Don Pedro Albizu Campos.

Rubén Berrios Martínez, el 18 de noviembre de 2006 en el Congreso Latinoamericano y Caribeño por la Independencia de Puerto Rico, celebrado en Panamá, dijo que Gilberto siguió el método que le dictaba su dignidad y moral, cuando intentó justificar su desunión de El Maestro.

“Yo lo respeto, ese es su método, usted es el último libertador de América, pero este es el método que me dicta mi conciencia”, señala Rubén que don Gilberto le dijo a Don Pedro.

El Dr. Concepción de Gracia no creía en el modus operandi del Partido Nacionalista y sus respuestas de resistencia y ofensiva a la humillación del Imperio (Insurrección Nacionalista del 30 de octubre de 1950 en Jayuya y Ataque Nacionalista al Congreso de Estados Unidos el 1 de marzo de 1954).

Por sus diferencias con Albizu, Don Gilberto fue artífice del cisma del independentismo el 20 de octubre 1946, cuando fundó el PIP. Y en 2006, Rubén aun descansaba en el viejo laurel del 20% de los votos obtenidos en las elecciones de 1952.

Desde entonces, aunque se debe respetar y comprender que la visión de lucha de Concepción de Gracia era distinta a la de Albizu Campos, las divisiones del independentismo son recurrentes: en 1968 aparece el Partido Socialista más adelante el Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (que nunca ha participado en una elección), el Movimiento Unión Soberanista (MUS), el Partido del Pueblo Trabajador y en esta elección, aparte del candidato independiente a la gobernación Eliezer Molina, que en 2016 se identificó con el Movimiento Nacionalista Revolucionario, el Movimiento Victoria Ciudadana, cuya candidata a la gobernación Alexandra Lúgaro se ha pronunciado como independentista.

Las divisiones, la falta de consenso y los protagonismos, lamentablemente, hoy son –a juicio de este periodista y con el permiso de los troles pipiolos- los frutos amargos del cisma de 1946.

Y con el pasar de los años, aunque demonizados durante la guerra fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética, en pleno desarrollo de la Cuba comunista, el PIP no ha inspirado confianza en los puertorriqueños y los responsables [no lo digo yo pues lo sustenta la historia] son las personalidades de su alta cúpula, comenzando por el ilustrísimo Don Rubén Berríos Martínez y continuando con el Licenciado Fernando Martín, que hace rato pudieron ceder el batón de la presidencia del PIP a algunos de sus discípulos.

De ser así hoy muchos no percibirían a la colectiva como una estructura exclusivista, cerrada, hermética y elitista. Pudo ser diferente con educación, con diálogo, consenso y orientación al pueblo porque desde 1946 el PIP aspira a administrar la colonia y no lo supieron explicar.

En una elección en la que Puerto Rico se juega literalmente la vida, es una tragedia que tres de los seis candidatos a la gobernación son independentistas (el candidato por nominación directa Gabriel Vicéns también lo es).

¿A quién beneficia eso? Al bipartidismo, representado por el PPD y el PNP, dos colectividades corruptas, responsables de la miseria de Puerto Rico.

¿Qué paso en el camino? Que se conformaron con escaños en Cámara y Senado porque, como versa la propaganda trillada, “hacen falta”. Que se conforman con presentar 78 candidatas y candidatos a las alcaldías que suelen desaparecerse después de las elecciones en que el partido no queda inscrito.

No es suficiente ser minoría disque porque “hacen falta”. A estas alturas, duele y desencaja que no se aprovecharan los medios disponibles para educar a la masa, en particular a las nuevas generaciones, sobre la urgencia y legitimidad de la descolonización de Puerto Rico.

Rubén Berríos Martínez, el 18 de noviembre de 2006, dijo que el PIP “es un enemigo a muerte de la colonia y así lo ha probado siempre”.

Pero el candidato a la gobernación Juan Dalmau, según una entrevista en Radio Isla con el periodista Julio Rivera Saniel, ha dicho que es independentista pero no pide un voto para que el país sea independiente, tal vez pescando en las aguas de otros electores, mas con la sentencia de Rubén posiblemente punzando su conciencia: “Nosotros luchamos y votamos por la libertad y por la independencia de Puerto Rico”, como dijo en 2006 en el Congreso Latinoamericano y Caribeño por la Independencia de Puerto Rico.

Lo menos que necesita la Patria es ambigüedad ni eufemismos ni estrategias acomodaticias de la única colectividad, con todas las bases llenas, sea de gente experimentada o no, capaz de ponerle fin al bipartidismo que estrangula la Nación.

La candidatura de Juan Dalmau, como los regresos de María de Lourdes Santiago con su aspiración al Senado y de Adrián González Costa a la carrera por la alcaldía de San Juan, revela el hermetismo del PIP.

Recuerdo que en las elecciones de 2016, por segunda ocasión en alrededor de cuatro años, el licenciado Juan Dalmau renunciaba al puesto de comisionado electoral del Partido Independentista Puertorriqueño en la Comisión Estatal de Elecciones para aspirar a un cargo electivo.

En las elecciones de 2012 aspiró a la gobernación y en 2016 aspiró a un escaño por acumulación en el Senado, resultando electo. El costo de su candidatura entonces fue el salario mensual de $6, 666.66 que anualmente le sumaban $79, 999.92.

A preguntas de este periodista, en 2016 Dalmau dijo que fue una decisión que consultó con su familia y que, por servir al País, hizo sus ajustes de austeridad.

¿A dónde irá cuando nuevamente sea derrotado el 3 de noviembre?

Duele pensar en el resultado de la elección respeto del PIP, que como hemos señalado en otros artículos tristemente ha contribuido a perpetuar el bipartidismo y, por consiguiente, la humillante condición colonial de Puerto Rico de cara al 2021.

En 1868 Don Ramón Emeterio Betances, según evocó Don Eugenio María de Hostos en sus memorias, le dijo al prócer mayagüezano [en respuesta a su estratégica inclinación por una especie de alianza, ‘anexión’ o libre asociación temporera con España] que “cuando se quiere una tortilla, hay que romper los huevos: tortilla sin huevos rotos o revolución sin revoltura no se ven”.

A la Patria Nueva, según la opinión de este redactor, se aspirará después del entierro del PIP el 3 de noviembre y mediante un nuevo movimiento que convoque y reúna a sus militantes genuinos [no a los melones ni a los que bailan al son que le toquen o que viven de la colonia] y a todas las hijas e hijos de la Nación que creen profundo en sus entrañas en el derecho de los pueblos a su libre determinación.

Si quieren tortilla, primero deben romper los huevos…

(En el siguiente artículo analizaremos las posibilidades del candidato del PPD, Carlos Delgado Altieri.)

María de Lourdes Santiago y Juan Dalmau, candidato a la gobernación por el PIP. (Foto/Facebook)

5 comentarios en “El entierro del PIP”

  1. De no tener un repunte electoral en este cuatrienio sería el fin. Pero hay una nueva cepa que hereda del verano del 2019 dos generaciones coexisten en el PIP. No habría problema de crear el Partido Nueva Independencia (PNI) o alguna otro nombre pero hay mucha sangre nueva candidatos de menos de 30 años, Carlitos Márquez Loíza, Fernando Fortuño Rio Grande, Antonio Prieto,Fajardo, Jesus Velez Las Piedras, Ricardo Quiles, Juncos, Loubriel Cruz, Humacao, Marcos Dariel Collazo, Utuado, Rosita Leomaris, Guayanilla, Sin contar candidatos a Asambleístas municipales además de otros candidatos jóvenes de 30 a 40 años y eso solo son algunos que ganaran experiencia política. Lo interesante es lo clave que es esta campaña y pienso el PIP sorprenderá a muchos y de no ser así hay el espíritu para seguir…

    La Resistencia Puerto Rico 🇵🇷

    Le gusta a 1 persona

  2. Esto parece que lo escribió una serpiente… “mucho” dato histórico; pero el maestro Martí nos dejó una lámpara con mucho aceite para momentos como este
    “Si no luchas ten al menos la decencia de respetar a quien sí lo hace” Aquí no hay nada que enterrar, aquí hay que sembrar para recoger frutos, en noviembre Juan Dalmau sorprenderá a muchos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Concepción de Gracia no dividió el independentismo. Los independentistas no albizuista participaban en el PPD que vino de Acción Social Independentista, fundada por Muñoz al salir del Partido Liberal. A la vez con el PPD, se creo el Congreso pro Independencia que Muñoz apoyó en su origen, hasta el 1944 que Muñoz declaró incompatibles ser miembro del PPD y del CPI o la Confederación General de Trabajadores. Ese año Concepción de Gracia regresó a PR de NYC a unirse al CPI. Al ser.expulsafos los independentistas del PPD, él y otros líderes del PPD original fundaron el PIP.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s