El poder de Dennis Rivera en el Balneario Flamenco de Culebra

Análisis

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura

El alcalde de Culebra William Iván Solís Bermúdez tiene muchísimo que explicar sobre el contrato que suscribió por 20 años con la Fundación para un Mejor Puerto Rico de Dennis Rivera.

El acuerdo firmado por Solís, como alcalde de Culebra, y la Autoridad de Conservación y Desarrollo de Culebra (ACDEC), que él también preside, contempla, según la cláusula # 30 del documento firmado en mayo de 2018, que los visitantes al Balneario Flamenco pagarán por el uso del estacionamiento de la playa; que se podrá imponer una contribución ambiental a todos los visitantes; un cargo de entrada a las facilidades del Balneario para garantizar su adecuado uso y mantenimiento y se maximizarán las áreas de acampar y se revisarán todos los cargos por este concepto.

¿Cuánto le costará a una familia de cinco personas, por ejemplo, visitar el Balneario Flamenco? Esa es una de varias preguntas que el alcalde debe responder.

La cláusula 14 establece: “Los derechos concedidos a la TERCERA PARTE (Fundación para un Mejor Puerto Rico), mediante el presente contrato, son intransferibles, no serán enajenados, gravados ni cedidos a cualquier otra parte, sin el previo consentimiento por parte del Municipio”.

Y si en el camino aparece un mejor postor dispuesto a ayudar al Municipio de Culebra, que carece de la competencia financiera para rehabilitar el balneario, ¿sus manos estarían atadas por 20 años?

La cláusula # 25 versa: “Tanto el Municipio como la ACDEC, reconocen el esfuerzo voluntario y sin fines de lucro que conllevará para la TERCERA PARTE levantar los fondos necesarios y llevar a cabo la construcción de todas estas nuevas facilidades. Así pues, tanto el Municipio, como la ACDEC se comprometen a su mantenimiento, adecuado y continuo, por al menos 20 años. Durante dicho periodo de tiempo, la TERCERA PARTE tendrá voz ante la ACDEC, en la discusión de todos los asuntos que de alguna manera se relacionen con la inversión realizada”.

Pregunta: ¿Quién tiene el poder sobre el Balneario Flamenco? Evidentemente es la Fundación para un Mejor Puerto Rico de Dennis Rivera.

Hay más. Del # 26 se desprende que “el adecuado y continuo mantenimiento de las facilidades donadas por al menos 20 años, es un requisito y condición esencial de este acuerdo. Para cumplir con esta condición, el Municipio y la ACDEC implementarán en el Balneario de Playa Flamenco, distintos mecanismos de generación de fondos propios. Los mecanismos de generación de fondos propios serán adoptados conforme a las recomendaciones que tenga a bien realizar un experto en economía que contratará la TERCERA PARTE, con el aval del Municipio y la ACDEC. Las partes reconocen que es importante implementar de manera informada y profesional, distintas medidas de recaudación de fondos que permitan alcanzar y mantener los objetivos aquí enunciados”.

Preguntas: No hay duda de que se capitalizará el acceso al balneario, ¿serán precios prohibitivos para los culebrenses y los residentes de la Isla Grande que quieran ir de vacaciones a Culebra? Y si Solís pierde las elecciones, ¿seguirá como presidente de la Autoridad de Conservación y Desarrollo de Culebra?

La # 29 es otra cláusula que merece una explicación del alcalde. Expone: “La TERCERA PARTE manifiesta expresamente que el producto de este acuerdo debe ser visto como una herramienta para fomentar la independencia económica del Municipio y de la ACDEC y desalentar cualesquiera intereses privados o del gobierno central sobre Playa Flamenco. Así pues, se estipula como causa esencial de la inversión millonaria que se hará, que la titularidad del balneario siga siendo del Municipio y la ACDEC, quienes administrarán y darán mantenimiento a todo lo que se realice por conducto del presente contrato. Así pues, en la situación hipotética de que cualquier ente privado o público, ajeno al Municipio o la ACDEC, que de alguna manera se imponga o designe por cualquier persona o por el gobierno central, federal o similar, que tenga la intención de administrar, privatizar, mantener, vender, o realizar cualquier negocio similar, se podrá exigir a tal parte, la devolución a la TERCERA PARTE de la totalidad de la inversión realizada con intereses. En este sentido, el valor de las obras realizadas y de todo aquello que invierta en un futuro el Municipio de su propio peculio, una vez terminadas y aceptadas por el Municipio, serán un activo real, a ser satisfecho o devuelto, en caso de que un tercero, que no sea el Municipio o la ACDEC, pretenda hacer suyo, traspasar, permutar, transferir, usufructuar o administrar o privatizar el balneario”.

Pregunta: La colonia portorricensis carece de poderes soberanos. Si la Junta de Control Fiscal, al amparo de la Ley Promesa, decidiera privatizar el Balneario, ¿qué impide que lo pueda hacer? Entonces, ¿media o no el afán de lucro cuando se habla de devolución del dinero invertido por la Fundación para un Mejor Puerto Rico más intereses?

Eso no termina aquí. La cláusula 32 establece que la “TERCERA PARTE podrá auditar, cuando así lo estime necesario, todos los documentos públicos de la ACDEC en cuanto a su situacion fiscal, para asegurarse de que se esté cumpliendo con la asignación del porciento establecido y de ser necesario, hacer recomendaciones sobre la utilización, gastos y distribución de los fondos recaudados”.

Preguntas: ¿Quién tiene el poder? ¿El Municipio o Dennis Rivera? Obviamente, la Fundación para un Mejor Puerto Rico, con todas las prerrogativas de fiscalización y control.

Por último, en parte de la cláusula # 33 leemos: “La vigencia de esta fase del presente Acuerdo será de 20 años a partir de su firma y registro en la Oficina del Contralor. Una vez culmine la primera fase, únicamente la TERCERA PARTE podrá resolver y/o dar por terminado el presente acuerdo antes de su vigencia, en caso de que por alguna razón entienda que no se está cumpliendo con sus términos y/o por simplemente entender que ya, conforme a su mejor criterio, no es necesario continuar con el mismo. En caso de que el presente acuerdo sea terminado por incumplimiento, la TERCERA PARTE podrá solicitar el resarcimiento de los daños contractuales y extracontractuales causados, si alguno”.

Pregunta: Si Solís pierde las elecciones, se presume (lo debe aclarar) que seguirá al frente de la presidencia de la Autoridad para la Conservación y Desarrollo de Culebra. Pero si no fuera así, ¿estará dispuesto Dennis Rivera a impartirle continuidad al proyecto con la nueva administración?

Como han leído, el Balneario Flamenco también tiene sus lagunas… Y el honorable William Iván Solís Bermúdez las pudiera aclarar, preferiblemente antes de las elecciones.

Nota del Editor: Pueden escuchar Prensa sin censura de lunes a viernes a las 8am por la emisora digital non profit:

mixlr.com/radiosincensurapr

Alcalde de Culebra William Iván Solís Bermúdez. (Foto/Facebook)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s