Dennis Rivera, ¿el benefactor del Balneario Flamenco en Culebra?

delesteartículoanalizamossituaciónBalnearioFlamencocontratoporalcaldeIvánFundaciónparacontroversiainiciótraspublicaciónartículoindependienteciudadanaculebrensesolicitóidentificadasegureacciónabogadorelacionistapúblicoMunicipio

Prensa

El presente y futuro del Balneario Flamenco en Culebra, uno de los más deslumbrantes del Mundo, depende de los resultados de un acuerdo colaborativo o contrato entre tres partes: el alcalde popular William Iván Solís Bermúdez, la Autoridad de Conservación y Desarrollo de Culebra (ACDC) y la ONG sin fines de lucro (tercera parte) Fundación para un Mejor Puerto Rico, representada por Dennis R Hickey Rivera, mejor conocido en los círculos políticos y sindicales como Dennis Rivera, residente de la isla-municipio.

Según el acuerdo colaborativo, suscrito el 18 de mayo de 2018, el Municipio es dueño del Balneario Flamenco, no así [apunte de este periodista] de los terrenos privados en la aledaña zona marítimo terrestre en que se promueven ventas de predios y solares a precios millonarios.

El contrato firmado en mayo de 2018 (2018-0000-33) básicamente establece que el municipio no dispone del presupuesto para remodelar el balneario, que quedó maltrecho tras los pasos por nuestro lar de los huracanes Irma y María en 2017, pero bastante recuperado en el verano de 2019, cuando lo visitamos y observamos su bonanza económica por concepto de la venta de alimentos, licores, camisetas y alquiler de sillas y sombrillas de playa, labores realizadas por culebrenses, en su mayor parte.

2020 sorprendió con la pandemia del Covid-19 y prácticamente en ningún lugar del Archipiélago hubo actividades veraniegas. Inicia entonces la destrucción remoción de quioscos de cemento, baños y otra infraestructura para impulsar la remodelación del balneario a un costo inicial, según se desprende del documento, de $2 millones.

Eso lo gestionará Dennis Rivera, quien durante un aparente encuentro ‘de carambola’ con Jon Borschow, presidente de otra ONG (Foundation for Puerto Rico, pero a quien el candidato independiente a la gobernación Eliezer Molina ha identificado como uno de los presuntos rostros de la corrupción en Puerto Rico) en marzo de 2019 (según se infiere en la columna de opinión que le publicó El Nuevo Día) y junto a otras personas hablaron de sus planes de desarrollo gastronómico y cultural para Flamenco “para recibir nuevos visitantes que vivan experiencias auténticas”, además del desarrollo general de Culebra y Culebrita “como destino de experiencias para el deleite del mundo”.

Sobre las dudas en torno a la venta y privatización del balneario, la cláusula 25 dice: “Tanto el Municipio como la ACDEC, reconocen el esfuerzo voluntario y sin fines de lucro que conllevará para la TERCERA PARTE levantar los fondos necesarios y llevar a cabo la construccion de todas estas nuevas facilidades Así pues, tanto el Municipio, como la ACDEC se comprometen a su mantenimiento, adecuado y continuo, por al menos 20 años Durante dicho periodo de tiempo, la TERCERA PARTE tendrá voz ante la ACDEC, en la discusión de todos los asuntos que de alguna manera se relacionen con la inversión realizada”.

La cláusula # 30 del contrato, que a juicio nuestro presenta varias lagunas que analizaremos y comentaremos en otro artículo, versa así: “Como parte de los esfuerzos para la generación de fondos propios, la ACDEC y el Municipio implementarán y administrarán todas y/o algunas de las siguientes medidas, sujeto al resultado y recomendación experto de un economista. Se podrá cobrar por el uso del estacionamiento de la Playa a visitantes y/o, b Se podrá imponer una contribución ambiental a todos los visitantes y/o, c Se podrá imponer un cargo de entrada a las facilidades del Balneario para garantizar su adecuado uso y mkantenimiento y/o, d Se crearán nuevas concesiones de bienes y servicios y se revisarán las actuales y/o, e Se maximizarán las áreas de- acampar y se revisarán todos los cargos por este concepto La ACDEC y del Municipio podrán implementar cualesquiera otras medidas de generación de ingresos propios, todas las cuales, serán implementadas de conformidad con todas las disposiciones legales aplicables a ambas entidades y luego de evaluar las mismas con la opinión experta e imparcial de un economista y/o profesionales relacionados”.

La cláusula 33, que despierta suspicacia en los culebrenses que exigen los planos del balneario, establece: “La vigencia de esta fase del presente Acuerdo será de 20 años a partir de su firma y registro en la Oficina del Contralor. Una vez culmine la primera fase, únicamente la TERCERA PARTE podrá resolver y/o dar por terminado el presente acuerdo antes de su vigencia, en caso de que por alguna razón entienda que no se está cumpliendo con sus términos y/o por simplemente entender que ya, conforme a su mejor criterio, no es necesario continuar con el mismo. En caso de que el presente acuerdo sea terminado por incumplimiento, la TERCERA PARTE podrá solicitar el resarcimiento de los daños contractuales y extracontractuales causados, si alguno”.

¿Quién es Dennis Rivera?

LovinculaalegadamentePartidoDemócrataEstadosUnidosrécordrevelaquesmiembrolaJuntasupuestamentedonantepasadoaportadode AníbalAcevedoVilá

Paraconocercaballeronosreferiremos récorddocumentadopormedioindependiente

“Dennis Rivera, puertorriqueño de nacimiento, es uno de los líderes sindicales más reconocidos del país, al haber fungido como presidente del vasto sindicato de trabajadores de la salud, SEIU 1199, basado en Nueva York, durante casi 20 años, entre 1989 y 2007. Desde entonces, mantiene su perfil como una de las figuras de mayor influencia en el movimiento obrero y en la política democrática de Nueva York.

dennisEs probable que haya muchos demócratas en el Congreso, y tal vez hasta algunas personas del gobierno de Obama a quienes les gustaría ver a Dennis Rivera integrar la junta de control. Esto, más el hecho de que cumple con el requisito del puesto designado para una persona con su residencia principal en Puerto Rico (según la cantidad de tiempo que pasa en su granja en Culebra), explica claramente por qué es que su nombre haya estado circulando como una posibilidad tan temprano en el proceso. Sin embargo, todo esto no es más que una quimera: simplemente no hay forma de que Rivera pueda ser considerado seriamente para ocupar una silla en la junta.

Su desempeño como, esencialmente, la cara visible del trabajo organizado en Nueva York debería servir por sí solo para descartarlo de inmediato. El Congreso y el Presidente no pueden nombrar a alguien con tantos intereses en la reestructuración de la deuda de la isla a la junta con el interés de que el dinero que se ahorre PR vaya a los fondos de retiro. Si los demócratas nominaran a Rivera sería como si republicanos nombraran a un fondo de cobertura o un administrador de fondos mutuos para supervisar las inversiones en bonos de Puerto Rico. Como ejemplo de la influencia del señor Rivera en el Gobierno de PR, vemos que el presidente de la Comisión de Puerto Rico para la Auditoría Integral de la Deuda Pública, un ente que emitió un informe de pre-auditoría cuestionando la constitucionalidad de parte de la deuda de PR, no es otro que el Sr.  Roberto Pagán Rodríguez, quien también funge como presidente del Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores, local 1996 SEIU).

Hay numerosas banderas rojas que eliminan la posibilidad para nombramiento a la Junta . El New York Post informó recientemente que Rivera envió más de $1 millón a través de una serie de organizaciones sin fines de lucro, a una obra de caridad «de fantasía» que supuestamente fue utilizada en un escándalo de pagar-para-jugar (pay for play) por el exgobernador de Nuevo México, Bill Richardson. […] Surgieron informes de que una de esas entidades sin fines de lucro se mudó a Puerto Rico y en la cual Rivera sirve como vicepresidente del Consejo de administración, tiene al hermano del gobernador Alejandro García Padilla como su único empleado remunerado. Este es al mismo Antonio García Padilla que un informe auditoría de las Becas Presidenciales de la UPR señala como ejerciendo presiones indebidas para que sus allegados fueran beneficiados.

http://elvocero.com/habia-mucha-presion-de-arriba-de-personas-muy-poderosas/

No hay duda de que el alcalde William Iván Solís tiene mucho por explicar. ¿Por qué a través de la Autoridad de Conservación y Desarrollo de Culebra (ACDC) no se estableció una cooperativa para administrar el Balneario? ¿Por qué no solicitaron la ayuda financiera de instituciones estatales y estadounidenses comprometidas con la preservación del medio ambiente y los recursos naturales? ¿Qué sucederá si cambia la administración municipal de Culebra?

Pendientes al próximo artículo.

Nota del Editor: Pueden escuchar Prensa sin censura de lunes a viernes a las 8am por la emisora digital non profit:

mixlr.com/radiosincensurapr

Un comentario en “Dennis Rivera, ¿el benefactor del Balneario Flamenco en Culebra?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s