Cuando acecha el fantasma del suicidio

Sylvia López, Tanatóloga

Para Prensa sin censura

Suicidio– es definido por la Organización Mundial de la Salud como todo acto destructivo, auto infligido y fatal, realizado con la intención implícita o explícita de morir. Se utiliza el término comportamiento suicida para referirse a pensamientos, verbalizaciones y comportamientos relacionados a la posibilidad o la intención de un individuo de quitarse la vida.

Según la etimología, la palabra suicidio viene del latín moderno «suicidium»; de «sui» de sí mismo  y el sufijo «cidio» del latín «cidĭum», la raíz de «caedĕre» que significa matar.

El suicidio es considerado como una forma de expresión del sufrimiento, una falsa salida de los problemas, y un escape a la desesperanza. El fenómeno del suicidio ha estado presente a lo largo de la historia de la humanidad. Todo acto tiene un curso que va de principio a fin, el suicidio también lo tiene. El suicidio tiene 5 fases: Ideación Suicida, Amenaza Suicida, Plan Suicida, Acto Liberado de Morir, Suicidio Consumado.  

¿Por qué una persona decide acabar con su vida, suicidarse?  Son muchas las razones por las cuales una persona llega a esa decisión. Algunos no quieren ser carga para los demás, otros sienten que son un fracaso, otros no le encuentran sentido a la vida. Hemos escuchado de personas que su pareja la deja y ellos sienten que no pueden seguir sin esa persona. Las personas mayores cuando se percatan que van perdiendo su independencia.  

Algunos por el acoso, conocido como “bullying”. De hecho, hace unos años hemos escuchado de diferentes retos que se promueven en las redes sociales como lo es el de ahorcarse. Cuando se recibe la noticia de un diagnóstico de enfermedad crónica, degenerativa o terminal. Cuando hay crisis económica a causa de desempleo. Están los que han perdido a un ser querido y deciden que su vida no vale la pena vivirla si esa persona no está.

Otros por sentido de culpa o vergüenza. En fin, las razones son muchas. Algo que tienen en común estas personas es que se dejan llevar por las emociones y no por la razón.

Son personas que de cierta manera están sufriendo y no saben cómo salir de ese sufrimiento. Ahora bien, si escuchamos a una persona decir que no quiere vivir, que se quiere morir, que ha tenido pensamientos suicidas, ¿debemos tomarlo en serio, debemos tomarlo como algo insignificante o debemos tomar acción inmediata?  

Las personas que tienen pensamientos suicidas ¿siempre lo dicen, lo muestran con su comportamiento?  ¿Cuántas veces hemos escuchado que el que lo dice no lo hace y que el que no lo dice es el que lo hace?  ¿Qué de cierto hay en esto?  La realidad es que cuando alguien dice, ya sea verbalmente o por su comportamiento, que tiene pensamientos suicidas, es algo que requiere atención inmediata. No debemos dejar a la persona sola. Debemos permitir que se exprese y escucharla atentamente.  Nunca minimice su problema o su dolor. Para esa persona su problema y su dolor es real. No lo regañe, no lo juzgue, no le predique o cantaletee. Trata de entender cuáles son sus prioridades, temores, lo que es importante para esa persona. Pregúntele si hay alguna persona o familiar con el que usted se pueda comunicar y búsquele ayuda profesional.  

En Puerto Rico, según las estadísticas, entre los meses de enero a junio 2020, según provisto por el Negociado de Ciencias Forenses, se han registrado un total de 85 muertes por suicidio (74 hombres y 11 mujeres). Los principales grupos de edad lo son de 20-24 y de 55-59 con 9 muertes.

Le siguen los grupos de 40-44 y 50-54 con 8 muertes y el grupo de 70-74 con 7 muertes. Entre los meses de enero a mayo 2020, según estadística de llamadas relacionadas al suicidio provista por la línea PAS, se atendieron 6,008 llamadas. Estos números no incluyen los intentos fallidos de cometer suicidio. La realidad es que las cifras son alarmantes. Cada 40 segundos, alguien comete suicidio en el mundo.

Como tanatóloga estoy preparada para llevar a cabo intervenciones en crisis como lo es el suicidio. Si conoces a alguien que tenga comportamiento o pensamientos suicidas, en SIGA PR estamos para ayudarte.  No queremos otra estadística más.

Información en el 787-998-3788.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s