¿Preocuparte u ocuparte?: la clave para vencer al estrés

Milagros S. Rivera Watterson

Para Prensa sin censura

Lograr vencer el estrés constituye un asunto que se ha hecho parte de nuestra tarea en el diario vivir. Algunos hemos aprendido a enfrentar el estrés en forma positiva y que este no constituya un escollo para lograr una vida plena.

Para otros que no lo han hecho puede significar una constante lucha donde impera la ansiedad, el nerviosismo y hasta puede afectar nuestro desempeño diario. A algunos puede afectarle su salud y desembocar en problemas de alta presión, estomacales y otros síntomas físicos.

También puede afectar nuestro estado de ánimo, hacernos más reactivos a la crítica, ser menos pacientes, estar de mal humor y hasta darnos coraje por situaciones que antes no nos sacaban de sitio.

Lo que he estado señalando son algunos de los síntomas que podemos sentir al estar estresados. Todos hemos sentido uno que otro de esos síntomas en algún momento de nuestras vidas y hemos salido airosos. Es más m, hay estudios que indican que existe un estrés positivo que se conoce como “ultrés” que sirve para enfrentar algunas situaciones difíciles y nos da la energía física necesaria para actuar.  

Si reconoces que tienes algunos de los síntomas del estrés negativo que hemos señalado anteriormente ya estás en el primer paso: hacer tu propio diagnóstico. Luego viene un segundo paso, que consiste en tomar acción. Por eso dije en el título que tenemos que pasar de la preocupación a la acción.

El preocuparse es uno de los elementos que abonan o alimentan el estrés, pero no resuelven nada.

Las personas solemos preocupamos la mayor parte de las veces por situaciones que todavía no han surgido, pero la estamos visualizando como un posible problema.

Esto quiere decir que nos estamos anticipando al futuro, por lo tanto nos estamos preocupando por algo sin la certeza de que realmente pueda. Esto no resuelve nada, por eso hablamos de que debemos ocuparnos. Al ocuparnos estamos siendo pro-activos y tomamos decisiones basadas en hechos reales.

Combatir el estrés no es difícil, pero requiere que usted tenga interés en hacerlo. Partiendo de este hecho ofrecemos a continuación algunas recomendaciones:

-Reconoce el estrés cuando se presenta.

-Aprende a ser realista estableciendo metas alcanzables y seguir subiendo y en la medida que las vayas logrando sube tus expectativas.

-Aprende a decir no, ya que no puedes hacer tu vida complaciendo a todos.

-Planifica tu día y usa sabiamente el tiempo, ya sea en tu casa o en el trabajo.

-Ejercítate de acuerdo a tu estado de salud y edad.

-Cultiva el sentido del humor.

-Esfuérzate por dejar las preocupaciones fuera de la cama a fin de que puedas disfrutar de un sueño reparador.

-Se positivo, ver solo el lado negativo de la vida te crea estados de ánimo que te sumergen en los problemas y no en las soluciones.

-Decide reconectarte con la naturaleza y sentirla como tuya.

 -Reconoce  tu valor, y aprende a apreciarte y mimarte.

-Aprende a relajarte, mediante ejercicios, sesiones de meditación  o visualizaciones.

Estamos pasando por momentos difíciles en el país y mucho de lo que pasa está fuera de nuestro control por lo tanto, hoy más que nunca tenemos que aprender a manejar el estrés. Esperamos las recomendaciones ofrecidas anteriormente les ayuden.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s