Revelan lucro de farmacéuticas locales a pesar de la escasez de pruebas de COVID-19 en Puerto Rico

Periodismo Alternativo

Un informe recientemente publicado revela que las farmacéuticas Abbott y Roche, responsables de manufacturar pruebas moleculares de COVID-19 en Puerto Rico, se han beneficiado de grandes exenciones de impuestos a pesar de que las pruebas han estado notablemente ausentes en la Isla.

Abbott y Roche se destacan por distribuir a gran escala, pruebas y reactivos de COVID-19 en los Estados Unidos. Sin embargo, la ausencia de tales pruebas ha planteado dudas sobre el papel que juegan ambas empresas en la crisis de coronavirus de Puerto Rico.

El informe publicado por la organización Hedge Clippers, señala que en el 2019, exportaciones de la industria farmacéutica y de productos médicos, totalizaron $47 mil millones, o el 74% de las exportaciones de Puerto Rico. Productos farmacéuticos representaron el 36% del valor de todos los productos fabricados en Puerto Rico. A pesar de esto, la Isla continúa con la tasa más baja de pruebas realizadas de COVID-19 en comparación con los Estados Unidos.

“Abbott y Roche han establecido grandes empresas y acumulado una riqueza significativa a las espaldas de los puertorriqueños y no han priorizado la distribución de pruebas en Puerto Rico. Es inconcebible que estas compañías continúen lucrándose mientras nuestra gente muere. La economía nunca puede estar frente a las vidas de nuestra gente. “, dijo Julio López Varona , Director de Campañas de Dignidad Comunitaria en el Centro para la Democracia Popular y coordinador de la Campaña Hedge Clippers. 

En 2019,  Abbott informó ganancias netas de más de $3.6 mil millones. Una parte significativa de estas ganancias se reportaron desde Puerto Rico, donde Abbott ha estado operando desde 1943. 

Desde que los Estados Unidos comenzaron a verse afectados por la pandemia, Abbott ha estado lanzando productos para tratar el COVID-19, principalmente pruebas para identificar el virus. El 18 de marzo, tres días después del comienzo del toque de queda y cierre de empresas en Puerto Rico, Abbott anunció que recibió autorización de la FDA para distribuir su prueba molecular.

El éxito de estas pruebas fue tal que el 25 de abril, Abbott anunció que había enviado más de un millón de pruebas moleculares a los 50 estados. Sin embargo, según datos de un informe publicado en mayo por el Centro De Periodismo Investigativo, ninguna de estas pruebas había llegado a Puerto Rico

Mientras Roche, empresa multinacional de Suiza que ha estado en Puerto Rico desde 1976, reportó para 2019 ganancias de hasta $14.5 mil millones.

El 12 de marzo, tres días antes del cierre de la economía en Puerto Rico, Roche recibió autorización de la FDA para distribuir su prueba molecular. Cuatro días después, Roche anunció el comienzo de su distribución en los Estados Unidos con el envío de 400,000 pruebas. A partir de la primera semana de mayo, ninguna de estas pruebas habían llegado a Puerto Rico.

Estas farmacéuticas forman parte del sector manufacturero que solo en el 2017 obtuvo alrededor de $15.7 mil millones en exenciones de impuestos. Esto es mucho más que el presupuesto operativo del gobierno en cualquier año fiscal.

El informe de Hedge Clippers indica que los intereses de Abbott y Roche están representados a través de dos asociaciones empresariales influyentes: la Asociación de Fabricantes de Puerto Rico y la Asociación de la Industria Farmacéutica de Puerto Rico. Ambas organizaciones son miembros de la Coalición del Sector Privado, la alianza comercial que ha estado abogando por la reapertura de la economía en medio de la pandemia.

“El pueblo de Puerto Rico ha sufrido la explotación extrema de las grandes empresas y la negligencia desmesurada del gobierno a nivel local y federal durante años y este es otro ejemplo más, con consecuencias mortales”, dijo Tania Rosario Méndez, Directora Ejecutiva de Taller Salud, una organización local de base feminista. 

Algunos políticos locales han expresado su opinión sobre dar a las farmacias aún más exenciones de impuestos. Sin embargo, ninguno de ellos se ha expresado públicamente sobre la ausencia de la industria farmacéutica en los esfuerzos de Puerto Rico para combatir el coronavirus.

La escasez de pruebas en Puerto Rico

Según medios internacionales, Puerto Rico continúa teniendo la tasa de pruebas más baja en comparación con los 50 estados en los Estados Unidos. 

En medio de la incertidumbre por la falta de data de contagios en Puerto Rico, las compras de pruebas han estado plagadas de irregularidades que han salpicado al gobierno y las empresas intermediarias en la adquisición de productos médicos, cuyos propietarios han sido vinculados con donaciones al Partido Nuevo Progresista. El caso más conocido fue el de Apex General, una empresa constructora sin experiencia en productos médicos que firmó un contrato de $38 millones para la compra de un millón de pruebas rápidas. 

La transacción, que en su momento fue cancelada, está siendo investigada por el FBI, por el Departamento de Justicia de Puerto Rico y el Departamento de Salud Federal. 

La participación en esta y otras transacciones cuestionables por parte de funcionarios cercanos a la oficina de la gobernadora levantó interrogantes en cuanto al grado de conocimiento de Wanda Vázquez Garced sobre lo que sucedía. La Organización Mundial de la Salud ha enfatizado que todos los países hagan el mayor número de pruebas posibles para controlar la pandemia: “Tenemos un mensaje simple para todos los países: pruebas, pruebas, pruebas “. 

Según la presidenta de la Asociación de la Industria Farmacéutica de Puerto Rico, Wendy Perry, hay 70 plantas de dispositivos médicos y 46 plantas de productos biofarmacéuticos que operan en la Isla, y que producen 11 de los 20 medicamentos más necesitados en todo el mundo. En el 2019, las exportaciones de la industria farmacéutica resultaron en $47 mil millones, o el 74% de las exportaciones, según datos de la Junta de Planificación de Puerto Rico.

En el 2018, el 36% del valor de todos los productos manufacturados provinieron de productos farmacéuticos y equipos médicos. Algunas de estas compañías farmacéuticas multinacionales que operan en la isla son Pfizer, AbbVie, Baxter, Bristol Myers Squibb, Eli Lilly y Johnson & Johnson.

El informe resalta la inacción de las farmacéuticas con sede en Puerto Rico, que por años han se han enriquecido y gozado de exenciones contributivas, ante la crisis de salud pública en Puerto Rico, a pesar de tener una notoria huella de manufactura en Puerto Rico. 

Contrario a atender la falta de recursos farmacéuticos en la Isla, muchos líderes empresariales claman por inversiones farmacéuticas adicionales.

Sobre Hedge Clippers

Hedge Clippers es una campaña nacional centrada en desenmascarar esquemas de dinero y estrategias que la élite multimillonaria utiliza para expandir su riqueza, consolidar el poder y crear responsabilidad por sus fechorías. Mediante investigaciones contundentes, comunicaciones, acciones agresivas y compromiso, Hedge Clippers une a personas trabajadoras, comunidades, organizaciones de justicia racial, de base activista, estudiantes y líderes políticos progresistas en un esfuerzo para exponer y combatir la agenda que amenaza la justicia básica en todos los niveles de la sociedad Americana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s