COVID-19: ¿el principio del fin?

Opinión

Jaime Torres Torres

Periodismo Alternativo

Hemos confiado en los expertos de la Organización Mundial de la Salud y del CDC (Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades) respecto al virus del Covid-19 que cada día sorprende más a la humanidad.

No le hemos dado crédito a las presuntas teorías conspiratorias que apuntan a los intereses insaciables del Capital, representados por Bill Gates y los emporios farmacéuticos liderados por una élite neoliberal que busca una vacuna que posiblemente no se le garantizará a toda la humanidad, como ha sucedido con la carencia de pruebas moleculares y sus reactivos.

Descartemos las hipótesis que sospechan del establecimiento de un nuevo orden mundial que neutralizará tu poca libertad de movimiento y pensamiento.

Rechacemos de plano que con la vacuna te instalarán un micro chip para rastrear a dónde vas (¿no basta con tu teléfono móvil, el GPS y lo que posteas en tus redes?).

Vamos a permitirnos pensar, en este ejercicio de suspicacia dominical, que irrespectivamente de toda la información ‘oficial’ que se divulga en torno a la pandemia del Covid-19, en verdad no se trata de un virus y sí de una bacteria.

Pensemos que, en conturbenio, China e Irán aunaron esfuerzos para un ataque bacteriológico dirigido a EEUU y sus aliados.

El Capital es asqueroso, venga de donde venga, y es capaz de matar a su propia gente si destruyes o debilitas a tu opositor y enemigo.

La pandemia del Covid-19, de impacto global, ha socavado las economías del G-8 (Rusia, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania, Reino Unido y Japón) pero particularmente la de hasta antes de la epidemia la nación más poderosa del mundo: EEUU.

Si no han manipulado las estadísticas, a la fecha en que redacto estas líneas han fallecido alrededor de 160 mil ciudadanos norteamericanos (muchísimo más que en los ataques a las Torres Gemelas y las bajas en Irak, Afganistán y Siria) mientras casi 5 millones se han contagiado.

Pero lo que más le duele a Donald Trump es el bolsillo de Estados Unidos. El impacto a su economía lo sustenta la pérdida de más de 40 millones de empleos y una contracción financiera de un impresionante 32,9%, el más dramático y veloz en EEUU desde la Segunda Guerra Mundial en 1947.

En momentos en que el coronavirus se propaga insospechadamente en Puerto Rico, supongamos que la hipótesis de este domingo suspicaz es correcta. Entonces, todxs estamos expuestxs y todxs hemos de cruzar los dedos y protegernos con estilos de vida saludables, hidratación y alimentación sana.

Lo triste es que, si se analiza, la prensa occidental, muy influyente en los medios del G-8, no ha dicho ni pío de la guerra fría de EEUU con Irán, China y Rusia y sus implicaciones en tiempos de tantos avances en logísticas e inteligencias bélicas.

Si me lees, convencidos de que jamás será igual, mi recomendación es: protege tu salud y si en verdad le importamos a Dios, que libre a la humanidad del presente mal y de otros por venir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s