Se disparan los casos de violencia de género en Puerto Rico

Periodismo Alternativo

“El ciclo de violencia del Gobierno de Puerto Rico hacia las mujeres se repite evento tras evento. Nuevamente nos enfrentamos a una tormenta sin un plan de prevención de violencia hacia las mujeres y nuevamente vemos las estadísticas aumentar”, dijo la abogada Amárilis Pagán Jiménez, directora ejecutiva de Proyecto Matria en reacción al más reciente caso de vilencia doméstica reportado en la mañana de hoy.

 

“Honestamente, estamos en un momento en el que ya no se puede esperar nada bueno de la Gobernadora Wanda Vázquez o de las agencias del Gobierno. Ya las organizaciones hemos hecho lo que nos toca, pero el Gobierno sigue de brazos caídos sin asumir la responsabilidad que le corresponde a la hora de prevenir, intervenir y procesar los casos de violencia hacia las mujeres”, añadió.

 

En los pasados años tanto Matria como otras organizaciones y colectivos de mujeres han insistido en la declaración de un Estado de Emergencia. Tanto la Gobernadora Vázquez como su predecesor se negaron a hacer la declaración. “Hemos repetido y repetido la importancia de tener campañas educativas que permitan a las mujeres identificar la violencia de género, saber dónde y cómo buscar ayuda y salir a tiempo de los escenarios de riesgo. También es importante que haya un sistema de respuesta que no les falle”, dijo la abogada.

 

Según Matria, algunas de las recomendaciones hechas al sector gubernamental incluyen:

 

1. Mantener campañas educativas dirigidas no solo a las mujeres, sino a las comunidades y a los hombres.

2. Poner en marcha un modelo de educación para la equidad en todas las escuelas públicas del país.

3. Tener personal adiestrado en todas las agencias del sistema de seguridad para que puedan identificar las señales de letalidad a la hora de atender llamadas o peticiones de servicios.

4. Fortalecer económicamente las organizaciones especializadas en violencia de género para que haya una red de apoyo a través de todo Puerto Rico.

5. Reconocer los factores de riesgo tales como la cuarentena por el COVID 19, desastres naturales y estrechez económica y tener respuestas que sean adecuadas a los mismos.

6. Alertar al sistema de salud para cumpla con su deber de identificar y reportar a las autoridades casos en los que haya señales de violencia de género.

7. Implantar los protocolos de manejo de violencia de género y evaluar el desempeño del personal a cargo de los mismos.

8. Publicar los protocolos para el manejo de violencia de género en situaciones de desastre, incluyendo los aplicables a espacios de refugios.

 

Durante la cuarentena decretada por el COVID 19 por la Gobernadora Vázquez en marzo pasado, Matria creó una Línea de Emergencia de 24 horas, siete días a la semana. “No existía una línea de emergencia gubernamental funcional para todas esas mujeres que quedaron súbitamente aisladas en sus casas y en riesgo de violencia. En las distintas órdenes ejecutivas tampoco hubo disposiciones que reconiceran esa vulnerabilidad. Eso obligó a nuestras organizaciones a crear campañas y asumir la tarea de crear respuestas a la situación. Nuestra línea incluye otras cuatro organizaciones: Casa Protegida Julia de Burgos, Casa de la Bondad, Hogar Ruth y Oficina de la Mujer del Municipio de Caguas. Otras organizaciones también tienen líneas de ayuda. Lo importante es que las mujeres y sus personas de apoyo conozcan estos servicios y llamen a tiempo. El número de nuestra línea es el 787-489-0022 y el servicio es gratuito y confidencial”, dijo Pagán.

 

Matria aclaró que la violencia de género es asunto de todo el país y que ante el vacío gubernamental, tanto las organizaciones como las comunidades debes estar listas para responder. Algunas recomendaciones a las comunidades incluyen:

 

1. Estar alertas a las señales de violencia de género.

2. Tener a la mano los teléfonos de emergencia. El 911 es el primero a llamar. Si hay cuarteles vecinales, también se les debe llamar.

3. Si hay un incidente en proceso, utilizar estrategias que permitan que la parte agresora se sepa observada, hacer ruido, crear distracciones que interrumpan el ataque.

4. Ofrecer apoyo a la víctima.

5. Crear grupos de trabajo en los que se hable del tema y se eduque al vecindario acerca de las señales de peligro y cómo actuar ante ellas.

 

Más información sobre estos temas se pueden encontrar en la página Facebook de Matria. Ahí hay gráficos y vídeos explicativos sobre el tema que pueden ser compartidos en redes y en espacios comunitarios.

 

“Sin embargo, lo más importante es que nuestro número de la Línea de Emergencia salga de las redes y llegue a las manos de las mujeres que lo necesitan. Una lalmada puede salvar sus vidas”, concluyó Pagán.

 

https://www.facebook.com/ProyectoMatria/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s