Reclamo ante el Congreso para que se anule el contrato de Luma y se transforme la AEE a energía renovable

Denuncian que LUMA representa tecnología contaminante del siglo pasado y provocará aumentos inminentes en las tarifas eléctricas.

Periodismo Alternativo

El contrato con Luma Energy debe ser anulado porque no responde a las necesidades de Puerto Rico con el cambio climático, mantiene un sistema arcaico con energías fósiles contaminantes y terminará en aumentos en las tarifas eléctricas para los puertorriqueños, aseguró ante el Congreso la licenciada Ruth Santiago, representante legal de Queremos Sol.

“Instamos a este Comité, a los gobiernos federal y puertorriqueño a alentar a la Autoridad de Energía Eléctrica a anular el contrato de Luma y desarrollar un plan centrado en los sistemas solares y de baterías y programas de eficiencia energética, basado en las recomendaciones de numerosos expertos”, expresó en su ponencia Santiago en la vista del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, presidida por el congresista Raúl Grijalba, que esta tarde atendió el tema de la transformación energética de Puerto Rico.

Queremos Sol es una coalición de organizaciones ambientales, comunitarias, laborales, profesionales y académicas que se unieron para promover la transformación energética de Puerto Rico hacia la energía solar, con participación ciudadana.

La licenciada Santiago indicó en su ponencia que Luma, la compañía a la que el gobierno autorizó a administrar la red eléctrica de Puerto Rico no representa la mejor opción para la Isla, con el peligro de ser un monopolio sin garantías de éxito.

“El contrato de Luma es un enfoque del siglo XX que no preparará a Puerto Rico para la crisis climática, desmantela la AEE y al mismo tiempo le brinda a Luma múltiples oportunidades para abandonar sus responsabilidades”, dijo.

El extenso acuerdo con Luma abarca la operación y gestión para el sistema de transmisión y distribución, servicio al cliente, despacho y control de generación de energía, planificación, adquisiciones y muchas otras funciones. El período de transición inicial del contrato requiere numerosas condiciones antes de que Luma tome el control completo.

Entre los señalamientos contra la empresa destacó que “Luma preparará el Plan Integrado de Recursos (PIR) de la AEE, puede convertirse en copropietario del sistema eléctrico de Puerto Rico y puede solicitar aumentos en las tarifas eléctricas. El contrato requiere la alineación del trabajo de T&D (transmisión y distribución de energía)  propuesto con el Plan de Modernización de la Red para solicitar $21 mil millones de FEMA, de los cuales $12,200 millones son para la reconstrucción de los sistemas de T&D existentes en lugar de la transformación del sistema y alrededor de $ 4,000 millones para nuevas plantas fósiles. El Informe del LEI (London Economics International)  estima que incluso con fondos federales, las tarifas de electricidad de Puerto Rico aumentarían de 27.8 a 30 centavos por kWh con la propuesta de T&D  y el Acuerdo de Restructuración de Deuda (RSA) para la deuda de la AEE”.

Algunos de los argumentos contra LUMA que planteó Santiago son:

·       A Luma se le otorga un control indebido para administrar los fondos federales, seleccionar el “Administrador de subvenciones” y solicitar cambios a los fondos federales. Luma puede abandonar las tareas requeridas por el contrato después de que se haya desmantelado la AEE.

·       El contrato de Luma infringe los derechos de los empleados de la AEE, ya que no será necesario contratar a la mayoría de los empleados de la AEE.

·       El contrato establece la prioridad de los pagos a Luma en detrimento de otras obligaciones de la AEE.

·       Luma puede suspender o terminar el servicio de electricidad a entidades gubernamentales. El contrato de Luma perpetuaría la generación centralizada de fósiles y el sistema de transmisión y distribución de energía  Un ejemplo es el terminal de gas natural licuado (LNG) de New Fortress Energy  en San Juan. La Federal Energy Regulatory Commission (FERC)  emitió una Orden de Mostrar Causa contra NF porque construyó y opera el terminal sin autorización.

·       El costo de la electricidad de las unidades 5 y 6 de San Juan, gas quemado, es de $ 10.79 / MBTU, las unidades de carga base más caras. La Junta de Supervisión Fiscal aprobó el proyecto de New Fortress y los nuevos acuerdos de EcoEléctrica que cuestan aproximadamente $500 millones más que  contratos de licitación competitiva.

Santiago concluyó que la propuesta de Queremos Sol es que el gobierno federal trabaje con la AEE para tomar medidas para iniciar un proceso transparente para la adquisición de equipos solares y sistemas de baterías que serán instalados en los techos de las casas y empresas y mantenidos por empleados de la AEE que han recibido capacitación en tecnología renovable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s