¿Cómo evitar que la pandemia cause estragos en tu vida?

Milagros S. Rivera Watterson

Trabajadora Social 

Hoy cuando salimos a hacer unas diligencias mi esposo sintonizó la estación ponceña de su predilección.

La entrevista se circunscribía a los últimos acontecimientos en torno al COVID-19. Me dijo: “no quiero oír eso más”.

Es el comentario de una persona cansada de la sobre información acerca del COVID-19 con sus consabidas cifras acerca de la pruebas positivas, los fallecidos y los hospitalizados. Lo que nunca dicen son los negativos ni los recuperados, para 

que uno tenga un panorama real de la situación.

Con la frase señalada anteriormente, si se expresa como un desahogo, y la persona sigue tomando las medidas de protección, no debe haber problema. Este surge cuando la

persona convierte esa frase en un hecho extremo, se refugia en la negación y comienza a vivir sin seguir ningún tipo de medidas de protección.

Lamentablemente eso está pasando en nuestro país. Hemos observado como luego de la apertura dada en la fase actual, y como a consecuencia de las festividades del día de los padres y feriados largos, se han disparado el número de casos positivos y las personas hospitalizadas. Esto puede deberse a múltiples factores como: hay gente cansada del encierro que ha significado la pandemia, hay otros   generalmente jóvenes que piensan que a ellos no les va a pasar nada ya que se nos ha vendido la idea de que es una enfermedad que ataca mayormente a los viejos; algunos creen que comparado con otros países tenemos pocas muertes y estamos exagerando; que somos víctimas de un capitalismo salvaje donde hay un complot para disminuir la población mundial y aprovechar para hacer billones con la venta de vacunas y hasta los que creen que esto es como un catarro que a todos tarde o temprano nos va a dar.

Tenga usted la posición que tenga, hay una realidad que no se puede negar: está subiendo el

el número de contagios. La única forma de librarse de contagiarse es tomando las precauciones que a lo mejor esté cansado de oír; como lo son el uso de las mascarillas, el lavado de manos, uso de los desinfectantes de mano y el distanciamiento físico. 

Esto llegó para quedarse por mucho tiempo, así que hágalo parte de su rutina. Es importante que cambiemos nuestra forma de vida; aceptar que no volveremos atrás y aprender a ser más responsables con nuestra salud y la de los demás.

Lo más que preocupa de la situación actual es que hemos visto una reacción, que va en crecimiento, para volver a frecuentar los bares, ir a playas o ríos; reanudar el chinchorreo; hacer fiestas familiares con gran número de personas 

y otras actividades con las cuales estamos violentando las normas reconocidas como necesarias para evitar el contagio.

Así que si ‘no quiere oír eso más’ aprenda a ser responsable con usted y los demás. Solamente así venceremos esta pandemia. De mí, de usted y de todos depende.

Hago un llamado a no bajar la guardia, a protegernos a nosotros; pero también a nuestra familia y amigos. Algunos pensarán que es fácil decirlo, pero no tanto hacerlo. Para lograrlo le seguimos recomendando que se fortalezca anímicamente y pueda enfrentar los efectos negativos de la cuarentena en su estado de ánimo. Para lograrlo puede:

-No esté todo el tiempo pendiente a noticias negativas.

-Mantenga relaciones positivas con familiares y amigos mediante llamadas, contactos por los diversos medios disponibles en internet y nuestros teléfonos inteligentes.

-Haga ejercicios de meditación.

-Vuelva a disfrutar de algún pasatiempo o desarrolle uno nuevo como cultivar su jardín, dibujar, pintar, escribir y otros.

-Reorganice las cosas en su hogar y aproveche para donar aquello que no use.

-Tome algún curso por internet en un área de su interés que nunca por los ajoros de la vida diaria

pudo estudiar.

-Siga las recomendaciones de salir solo si es necesario. Para lograrlo tiene que organizarse y hacer una lista de lo que necesita y los lugares a visitar.

-Disfrute de todo aquello que le rodea como la naturaleza, un amanecer, un atardecer, el trinar de los pájaros y hasta del cantar del coquí.

La pandemia es real, pero usted puede evitar que los efectos colaterales hagan estragos en su vida.

2 comentarios en “¿Cómo evitar que la pandemia cause estragos en tu vida?”

  1. Hace un tiempo sigo su columna y sus vídeos en vivo. Y respeto su valentía cultural y periodística , que no se ve en nuestros medios de comunicación privados. No puedo compartir FB, sus Entregas. Y creo que nuestro país necesita comunicadores como usted, para hacer de este, uno más democrático.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s