Dinero, dinero, dinero pandémico… ¿Y ahora que?

Comentario

Marcelino Oyola, MTS.

Periodismo Alternativo

Huele a dinero. Se escucha el dinero. Sabe a dinero. El dinero es verde. El dinero se mueve. Hay mucho dinero. El dinero esta ahí. Solo falta acceder a el.

El tintineo del dinero produce tentación, es agradable al tacto y al oído. Ante el los sentidos humanos se despiertan. Surge la lucha interna, lo tomo o lo dejo. Hay necesidad, no vemos alternativas, reina la desesperanza, otros lo hacen. Los valores se adormecen, son puestos en pausa o simplemente nunca existieron. 

Los de arriba están más cerca del lugar donde se encuentra el dinero de fácil acceso. Llegan primero, toman mucho, más, mucho más, nada de poquito. Se organizan equipos con finas destrezas y conocimientos. Saben y construyen escaleras de poder para llegar a la plata. No pasara nada, estos no tienen nombres, rostros, direcciones, memorias ni dejan huellas. 

Los de abajo también conocen que el dinero huele, es verde, se escucha y sabe bien.  Saben donde esta, pero no como accederlo.  Eso si, ellos si tienen nombres, rostros, direcciones, memorias y dejan huellas.  Si no tuvieran memoria se le colocaría una frase que dice: Pagaré las consecuencias.

Estos no organizan escaleras de poder para llegar al dinero. Pero un hábil y corrupto fantasma le acercar al botín, por un por ciento de lo que recibirá. Le crearán una cuenta de contratista independiente o contrapropistas desempleado. Ahora es un empleado por cuenta propia desempleado.

Primera consecuencia, está registrado en el Departamento del Trabajo como empleado independiente. Segunda retahíla de consecuencias, no tiene historial de contribuyente, no ha rendido planillas de contribución, tampoco tiene un patrono que le haya retenido el por ciento requerido por ley, como tampoco la planilla del IRS para satisfacer su aportación al seguro social.

Otras consecuencias de posible ilegalidad ¿radico como técnico de un oficio colegiado y licenciado? ¿Cuenta con la permisologia y licencias para operar su negocio, trabajo?  ¿Esta registrado como empresario, paga las contribuciones al CRIM? ¿Solicitó y recibe los beneficios del Programa de Asistencia Nutricional, Asistencia Económica, tarjeta de la Reforma de Salud, WIC con los ingresos que reclama perdidos? ¿Recibe los beneficios del Seguro Social por alguna discapacidad?

Esto se pudo prevenir. El Estado debió educar, prevenir y advertir de las posibles consecuencias legales de acceder al dinero por desempleo y pérdidas debido al Covid-19 de forma clara y contundente. Permitir que los municipios colaboraran en el proceso de solicitud y corroboración de elegibilidad. En los pueblos se conoce casi todo el mundo. Era posible cotejar la existencia o no de historial contributivo o el registro de autoempleo en sus múltiples variedades.

El Estado concentró sus esfuerzos en divulgar la disponibilidad de fondos y urgía a solicitar. Esto, sumado a la necesidad económica rampante y desesperante del pueblo, agravado por unos inescrupulosos, ha creado una situación de posible violación de ley. Peor aun, la posible pérdida de beneficios de subsistencia. Los grandes perdedores serán los menores y personas dependientes de ese nuevo contrapropista  reclamante de los beneficios de desempleo y otros. Y…¿ahora que?

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s