Llamado a la cordura: no bajemos la guardia ante el Covid-19

Milagros Rivera Watterson

Trabajadora Social

Para Prensa sin censura

El miedo y en muchos casos terror a ser contagiado por el COVID-19 que invade a gran parte de nuestra población no procede de la nada.

Tiene sus inicios cuando se produjeron las primeras noticias del surgimiento de la enfermedad en China, su rápido crecimiento y expansión a otros países asiáticos y a Europa.

Inicialmente lo veíamos como algo que sucedía allá, en países geográficamente distantes y nos parecía que acá no iba a llegar. Su crecimiento exponencial poco a poco nos fue alarmando. Los noticieros televisivos fueron alargándose, surgían coberturas especiales que nos fueron saturando.

Así, cuando el virus llegó a nuestro país estábamos alarmados por las miles de muertes acontecidas en otros lugares. Además, las orientaciones que nos daban a menudo indicaban que no se visitarán las salas de emergencia a menos que fuese sumamente necesario. Esto último añadió una razón adicional para alimentar el pánico y oías a la gente decir: ” yo no visito una sala de emergencia ni por nada, allí se me puede pegar el COVID-19″.

Para colmo, le hicieron extensivo el temor a acudir o llamar a sus médicos, causando que personas dejaran de recibir tratamiento para condiciones crónicas, lo que ha causado daños irreparables a su salud y en muchas ocasiones ha terminado en muerte.

Tan grave ha sido el asunto que los hospitales están casi vacíos, trabajando a un 50% de su capacidad, y despidiendo personal. Ante esta grave situación hoy se anuncia una campaña de los hospitales para que las personas con enfermedades crónicas vuelvan a dar seguimiento a la atención de su salud y a que se usen las salas de emergencia.

A todo esto le tenemos que añadir que ya estamos en una tercera fase de apertura y nos tenemos que preguntar si la gente va a soltar su miedo e ir recobrando su vida normal. Eso es lo que esperan los negocios que han reabierto, los restaurantes, los cines y yo me pregunto si se está logrando. La contestación según mi punto de vista es que no se está logrando al nivel esperado. Sigue habiendo mucha gente con miedo al contagio. Hace unos días yo fui al centro comercial más grande de donde resido, en Cayey.

Allí han creado unas seis tiendas, algunas no han abierto y las que lo están tienen muy poco público. Yo entré a dos tiendas de calzado para ver unos zapatos y en cada una solamente habían, contándome a mí, dos personas. Habían más empleados que clientes.

Lo único que tenía vida allí era una megatienda muy conocida. También se ha indicado en los noticieros que se ha estado dando una asistencia mucho menor a lo esperado.

Todo esto nos hace pensar si se está dando el síndrome de la cabaña. Este se describe como una ansiedad a dejar el hogar, donde nos sentimos seguros, a visitar lugares públicos donde estaremos en riesgo. Este síndrome ha sido observado en poblaciones que han estado en confinamiento más de 50 días. Nuestras repetidas cuarentenas que estrictamente duraron poco más de 80 días, pueden ser las causantes de que algunos todavía no se atrevan a ir a un cine, o que si entran a un sitio y creen hay mucha gente se marchen. Esto tenemos que observarlo.

Sin embargo, no puedo finalizar sin aclarar que nuestras población a menudo va de un extremo a otro: los que no se atreven salir y los que ya se están sintiendo tan libres que hasta se les olvida las medidas de protección que todavía debemos seguir. Los dos extremos son peligrosos.

La pandemia no ha terminado y este pasado fin de semana observe aquí en Guavate personas haciendo fila frente a una lechonera sin mascarillas ni distancia física. Lo mismo observé en Salinas y en áreas costeras donde más de diez persona se aglomeraban cerca de un automóvil sin distanciamiento ni mascarillas. Por eso digo, que el exceso de confianza es peligroso.

Hago un llamado a la cordura, no bajemos la guardia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s