Sin agua los vecinos de la gobernadora en Jájome

Vecinos de la Gobernadora claman por la AAA para que les restauren el servicio, años de interrupciones e intermitencia los tienen desesperados.

Para Prensa sin censura

Vecinos del Barrio Jájome Bajo de Cayey, donde ubica la casa de campo de la Gobernadora, nuevamente claman a la gerencia de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) para que les resuelva de una vez y por todas el problema de la intermitencia en el servicio.

El alcalde Rolando Ortiz Velázquez señaló que el problema es que la comunidad puede estar hasta dos semanas sin agua y cuando llega, es por unas horas. “Lo único que no falla es la factura y los consumidores se ven obligados a pagarla ante el miedo de que les corten el servicio formalmente y la situación sea peor. Con un poco de todos los recursos que se destinan a la casa de campo de la Gobernadora en protección, vigilancia, mantenimiento y demás, se podría solucionar este problema a los residentes”.


El pasado mes de mayo, la prensa reportó que la AAA mantenía a unas 200 familias sin el servicio de agua potable durante más de 10 días. En aquel momento, Margarita Díaz Rodríguez, residente del sector por los pasados 20 años, aseguró que el problema es recurrente “y ya estamos desesperados por esta situación. Aquí tenemos muchas personas mayores, impedidos, encamados y cada día que pasa es más difícil cumplir con los quehaceres del hogar”.

A diferencia de otras comunidades en Puerto Rico, la AAA no informa de antemano los cortes de servicio, por lo que ya es una desgraciada costumbre dejar la comunidad de Jájome Bajo sin servicio. Tampoco se programa un sistema eficiente de servicio de agua mediante camiones cisterna en lo que se resuelve el problema.


La situación con el suministro de agua no se limita a los vecinos de la casa de campo de la Gobernadora, porque en otros otros barrios de la ciudad, como Cercadillo, Lapa y Pedro Ávila también confrontan los mismos problemas con la falta de servicio de agua potable, o que llega de manera intermitente. “Esto impide que las familias puedan llevar una vida normal, lo que es particularmente desesperante en los hogares donde hay personas de edad avanzada, encamados y niños pequeños”, abundó el alcalde Ortiz Velázquez.

Casa de campo de la gobernadora en Jájome, Cayey.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s