La educación virtual no es para todos

Dra. Milagros Rivera Watterson

Trabajadora Social 

Para Prensa sin censura

Este asunto de la Pandemia del COVID-19 ha puesto patas arriba gran parte de nuestra vida.

Una de las áreas más impactadas ha sido la educación donde los estudiantes, tanto en escuelas públicas como privadas y en las universidades, se vieron privados en forma abrupta de asistir a un salón de clases donde la enseñanza se impartía en forma presencial.

Para muchos de nuestros estudiantes, al igual que la mayoría de los maestros, fue un cambio brusco, que algunos han podido aprovechar por tener el equipo tecnológico necesario, pero para otros ha conllevado grandes inconvenientes. En este país se asume que en todos los hogares hay computadoras y tienen servicio de internet o un teléfono inteligente para seguir el ritmo estipulado y no quedarse rezagado y eso no es cierto.

Los que más han sufrido con estos cambios son los que no poseen en sus hogares los equipos necesarios o que lo tienen pero no dominan los programas como comunicarse con las diversas plataformas. Esto ha creado un gran desfase y tenemos gran número de estudiantes en la escuela pública que han aprobado el semestre sin necesariamente haber adquirido las destrezas requeridas para pasar de grado.

En estos momentos se está evaluando como laborar en agosto sin que represente un peligro a la salud de nuestros estudiantes, pero hay muchos que se inclinan para que se den las clases en remoto.

Hay países como Japón en que los niños están asistiendo a sus clases con mascarrillas y siguiendo las normas de distanciamiento físico y lavado de manos .Esa alternativa debe estudiarse. A mí me preocupan los niños de escuela elemental, para los que el ambiente escolar es tan importante para su desarrollo, no sólo cognoscitivo sino también emocional.

No podemos negar que el factor maestro, ubicado en un salón, y la participación de los pares es importante. A mí nunca se me olvida cómo el factor maestro hizo un cambio en mi vida. Yo estaba en cuarto grado de escuela elemental y era la pesadilla de muchos maestros. Cuando llegué a cuarto grado tuve una maestra de apellido Delbrey, quien me puso en un grupo de la Cruz Roja Americana y me pusieron una capa blanca con la cuál andaba lucía por toda la escuela y también me asignó ayudar algún tiempo a la bibliotecaria.

Ahí empezó mi cambio y dejé de ser la “niña problemática”. Eso nunca lo olvidaré. Doy este ejemplo porque el contacto personal no puede ser sustituido por una computadora. Los niños necesitan ese contacto humano que solo lo da la relación cara a cara. Ese contacto no es solamente con el maestro, lo es también con sus compañeros. Asi es que se desarrollan valores como el compañerismo, la solidaridad, el trabajo en equipo y muchos otros que nos nutrirán emocionalmente y nos ayudarán a ser mejores seres humanos.

También me preocupa desde mi experiencia como profesora universitaria durante varias décadas cómo podremos desarrollar unas destrezas cuando solamente tenemos el auxilio de cursos virtuales. En unos cursos se podría lograr, pero en otros tendríamos que siempre contar con momentos de enseñanza presencial.

Soy profesora de trabajo social y creo que hay destrezas a desarrollar, como por ejemplo para hacer la práctica, que deben ser presenciales. Así también habría que hacer con la práctica donde el estudiante tiene que asistir a un lugar para atender a una clientela, que tiene que visitar los vecindarios y hacer trabajo en grupo o comunidades.

Hago un llamado para que antes de tomar decisiones de cómo ofrecer los cursos para agosto estudiemos estos factores, porque la educación, utilizando solamente tecnologías virtuales, puede aumentar la marginación de muchos estudiantes, aumentar la deserción escolar y el rezago.

La educación virtual en estos momentos no es para todos.

(La autora es ex Presidenta del Colegio de Trabajadores Sociales de Puerto Rico.)

3 comentarios en “La educación virtual no es para todos”

  1. Como siempre colega, has colocado de forma descriptiva y con vision de experiencia la necesidad de no descartar ningun metodo de ensenanza, Tambien creo que la ensenanza universitaria necesita adiestrar docentes y directivos sobre el concepto de diseno curriccular a distancia y presencial

    Le gusta a 1 persona

Responder a Yolanda Alamo Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s