Apicultores advierten sobre la inminente llegada del ‘avispón asesino’ a Puerto Rico

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura

Así como llegaron monos, serpientes pitón, iguanas y el pez león, no se descarta que a Puerto Rico llegue la avispa vespa mandarinia, que al New York Times se le ocurrió identificar como avispón asesino.

No es letal. No tiene instinto homicida. No será la próxima plaga apocalíptica, pero sí representa una amenaza para una especie indispensable si aspiramos a preservar la vida en el planeta: las abejas.

Así lo reveló en Radio Loíza el apicultor Hermes Conde, director de la Escuela de Apicultura del Este.

“Un avispón entra a una colmena de 60 mil abejas y te la mata en 15 minutos. Mata 150 abejas por minuto”, dijo.

Conde conserva un avispón en un tubo de ensayo para que las personas lo puedan ver en la Escuela de Apicultura del Este en Fajardo.

“Es como una abeja de dos pulgadas. Parece más un escarabajo, más delgado. El aguijón, como de media pulgada, traspasa el traje de apicultor. Como es de la especie de las avispas, te puede picar una, dos, tres y hasta cuatro veces. La abeja te pica y te deja el aguijón y se muere. Esto te puede seguir picando”.

A Estados Unidos, alega Conde, llegó importado por una compañía de bebidas energizantes interesada en utilizar su veneno en la fórmula. 

La información divulgada sobre el supuesto avispón asesino ha alarmado a decenas de personas alrededor del Archipiélago, que desinformadas y confundidas han comenzado a fumigar las abejas.

“No hay avispones asiáticos en Puerto Rico. Pero estamos orientando a la matrícula de la Escuela y a los apicultores. La gente se ha dedicado a tirarle veneno a las abejas y están matando muchas. Eso nos preocupa porque van a ocasionar un desequilibrio en la especie”, dijo Hermes Conde.

El hábitat del avispón, en su mayor parte, es la tierra, donde edifican sus colmenas, en cavidades de hasta tres pies de profundidad, según Conde.

“El gobierno federal ya publicó un aviso [este medio independiente así lo constató] y ¿por qué no se toman las medidas para evitar que llegue? Ahora es el momento de exigir a las compañías que exportan desde Washington y otros lugares de Estados Unidos que todo tiene que ser fumigado. La Escuela de Apicultura no lo puede hacer todo. Aquí alguien mata una culebra ratonera y le echan dos semanas. Alguien mata una colmena de abejas y hay que luchar para que la procesen. Se necesita un equipo de entomólogos que inspeccione lo que llega aquí. ¿Cómo llegó a Estados Unidos? En embarques. Eso no voló de Japón acá”, sostuvo.

La semana pasada el medio Infobae publicó un reportaje sobre el avispón que ayuda a despejar dudas. Resalta que no es un insecto letal, cuya picadura no es mortal, salvo en casos excepcionales de personas alérgicas, y que su aguijón libera una neurotoxina peligrosa, pero se necesitarían altas dosis de esta sustancia para provocar un paro cardíaco. Es decir, no bastaría con una única picadura, sino que la víctima tendría que sufrir varias.

Sí es una plaga en Japón y si llega a Puerto Rico, podría amenazar la fauna y flora endémicas, posiblemente extinguiendo a las abejas.

“Insisto: tiene que haber un proceso en los puertos con las personas que traen paquetes, desde Canada y Washington. Esto se está extendiendo. Las medidas sanitarias para evitar que esta plaga llegue al país hay que implantarlas ahora. Si entra eliminará las abejas”, puntualizó Conde al recordar que este miércoles 20 de mayo se conmemorará el Día Mundial de las Abejas.

Fotos/INFOBAE
Foto Hermes Conde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s