Poema a la Pandemia

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura

Pandemia del capital de mierda…

La Vida, al imperio le importa un carajo…


El mundo en jaque por su afán mezquino de lucro, y brutos, tiemblan ahora pues el disparo les salió por la culata…

Hipócritas tecnócratas del coño…


La Vida del Planeta pende de un hilo
por su insaciable glotonería financiera…

Brindan con el orín de la calamidad y nos les importa.


¿Nos extraña? No, porque son gente de mala calaña…

Seguros, pólizas, retribuciones, quiebras, privatizaciones, desplazamientos, cierres y despidos… Hijos de puta neoliberales que venden sus almas al diablo y se defecan en los panteones de sus madres, si es que los mal nacidos las tuvieron…

Pandemia de los valores de Wall Street…


Cura, vacuna y antídoto que se meterán como edemas por el trasero de sus insaciables codicias por el dinero…

¡Malditos sean!

¡Qué el Covid-19 y las plagas que planifican caben las fosas de sus desgracias!

Por los ancianos que a esta hora mueren en soledad… ¡Malditos sean!

Por los niños y jóvenes que perderán sus semestres académicos… ¡Malditos sean!

Por los trabajadores que han perdido sus empleos… ¡Malditos sean!

Por las empresas de los pequeños y medianos comerciantes que cerrarán… ¡Malditos sean!

Por los políticos que adelantan sus campañas en la desgracia del pueblo… ¡Malditos sean!

Por las enfermeras y los médicos que se han contagiado… ¡Malditos sean!

Por los muertos registrados al momento… ¡Malditos sean!

Por los contagios que se multiplican alrededor del Planeta… ¡Malditos sean!

Por la complicidad de los medios en la diseminación del pánico… ¡Malditos sean!

Por las corporaciones farmacéuticas estadounidenses que inflarán sus acciones con las patentes de la cura… ¡Malditos sean!

En nombre de las víctimas de la pandemia del capital de mierda…


Que colapsen los imperios del terror y que el Planeta los vomite con asco hoy, mañana y siempre…

¡Carajo!

Guayaquil, Ecuador.

Un comentario en “Poema a la Pandemia”

  1. Aunque no me gusto el lêxico usado . Por otro lado pienso que es verdadero su expresión aunque repudio el maldecir por que puede llegar a la persona que maldice. Este no es momento de ser cursi, es hora de expresar sentimientos guardados que nos pueden hace mas daño si no lo sacamos fuera. Los humanos somos personas con defectos y virtudes. En hora-buena hagamos frente unido al monstruo de la corrupción y a la forma y manera que los gobiernos hacen justicia aparente.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s