Sal y agua los recaudos billonarios del IVU

DRA. MARTHA QUIÑONES DOMÍNGUEZ

Para Prensa sin censura

Se alega que el pueblo puertorriqueño ha pagado hasta ahora $20,620,831,000 a través del Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU), establecido en 2006 durante la administración compartida por el gobernador Aníbal Acevedo Vilá y la legislatura del Partido Nuevo Progresista presidida por José Aponte y Thomas Rivera Schatz.

Si sumamos lo recaudado por año puede ser eso, pero el debate debe ser por qué si pagamos mucho y ese impuesto era para pagar la deuda no se ha cumplido y seguimos oprimiendo al pueblo. ¿Para qué se usó el dinero?

Además de denunciar que durante la administración de Luis Fortuño se usó para adquirir más deuda y no pagar. El problema de fondo es que somos un pueblo que no se entera de qué se hace con el dinero. La otra pregunta importante es por qué hay agencias que cobran impuestos y no van a las arcas públicas (Hacienda para el fondo general); agencias que no dan servicios esenciales como Turismo y otras.

Se cobran muchos impuestos en la Isla, pero sólo nos presentan algunos como el del ingreso, pero nunca hablan de los otros. La falta de ingresos para ofrecer servicios se debe a que los mismos no están definidos y no todos llegan al Fondo General. Los impuestos son uno de los medios principales por los que el gobierno obtiene ingresos; los mismos tienen gran importancia para la economía, ya que gracias a ellos se puede invertir en aspectos prioritarios como la educación, la salud, la impartición de justicia y la seguridad, el combate a la pobreza y el impulso de sectores económicos que son fundamentales para el país. Así que los muchos impuestos que se recaudan, muchos de ellos regresivos (que afectan más al pobre), que se desaparecen, con los mismos se podría tener mejores servicios para el pueblo. La falta de transparencia hace que no estemos enterados de los que realmente se recaudan y cómo se usan. Son muchos recaudos y son suficientes para dar buenos servicios para cubrir las necesidades de nuestra sociedad, lograr que se redistribuyan en beneficio para todos por igual. Es una forma de lograr distribución de las riquezas.

Así que debemos velar por que se distribuya para cubrir la inversión social, que es educación, salud, vivienda, seguridad etc. y que no se desvíe. Cómo velar por la buena distribución es definiendo los objetivos sociales y económicos que debemos lograr. Luego velamos porque los impuestos se asignen para dar servicios por prioridad. Primero los gastos o inversión social que comienzan por los esenciales (salud, vivienda, seguridad, servicios sociales, retiro, protección ambiental, etc.). Luego siguen la inversión social como los servicios para el desarrollo como son educación, la UPR, agencias como el Departamento del Trabajo, o, que protegen a los trabajadores como el Fondo, ACCA (las agencias que protege al pueblo y a los trabajadores que crean las riquezas), invertir en infraestructura como proveer energía, agua, comunicaciones, carreteras, y la inversión social-económica que favorece el desarrollo como es investigación y desarrollo, fortalecer industrias nichos, crear empresas para jóvenes en áreas estratégicas o de reciclaje, la cultura (ICP), los deportes, agricultura, transportación y otras que mejoran la calidad de vida. Además de crear un fondo que genere industrias y empresas públicas y privadas y creen capital local y esas son las prioridades.

Entonces luego se pasa a los gastos de la administración pública pequeña y ágil (sin batatas y talentosos), como es Hacienda y la Junta de Planes (la que de verdad planifica) qué son las dos agencias que deben planificar y articular todo el desarrollo del País. En esta se paga la deuda que debe ser eficiente y manejable.

Luego de cumplir los objetivos sociales y económicos definidos como necesarios, pasamos a los gastos políticos y se comienzan con los que cumplen objetivos sociales para lograr la democracia, como la legislatura y la gobernación, que deben operar sin muchos presupuestos pues sus asesores son empleados de carrera en el gobierno. Además, deben administrar en función del pueblo y con el pueblo. Entonces le siguen la Comisión Estatal de Elecciones (cada 4 años y se mueven empleados a cumplir tareas administrativas y se asigna presupuesto para que pongan unos empleados cada partido por ese año), algún asesor en asuntos no cubiertos por el gobierno. 

Un gasto político innecesario y que no cumple objetivos sociales es el caso de la Junta de Control Fiscal (que no debe estar pues es un gobierno corporativo sobre el gobierno democrático). Pero si la quieren debe ser pequeña y con muy bajo presupuesto. Esto es de ser necesario, pero nunca compitiendo con los gastos sociales. La razón no le ofrece beneficios al pueblo. 

El criterio para asignar presupuesto es que cumpla con objetivos sociales para todo el pueblo y esa deben ser la prioridad, objetivos sociales, económicos y de buen vivir para lograr equidad. Y por último los políticos, que es por donde se puede recortar. Nuestro Contrato Social es que nosotros pagamos impuestos a cambio de que el Gobierno provea unos bienes y servicios que logren equidad y bienestar a la sociedad.

Con lo que se recauda da para eso y más. En el esquema de Gobierno hay que definir las agencias y sus funciones, bajo gobernación debe estar las dos agencias principales Hacienda y Planificación, luego siguen Educación, Salud, Vivienda, Servicios Sociales, Seguridad y Justicia.

¿Dónde quedan Turismo, Fomento, PRIDCO y otras? Bajo el gobierno, debajo de Hacienda y la Junta de Planes que le dan dirección, deben ser agencias pequeñas que cumplen objetivos económicos y sociales pero que ayudan a otras como Cultura, Salud y Educación con sus proyectos para crear empresas necesarias para la juventud. En todo esto se controla la corrupción, por ser un abuso de poder, por malversar los fondos públicos y desviar el destino primordial del gasto público que es la satisfacción de las necesidades colectivas.

Los puertorriqueños debemos estar mejor informados sobre qué se hacen con sus impuestos, cómo se administran y para entender que el saqueo continúa en grande casi 122 años después de la invasión de Estados Unidos, que manipula a su gusto y gana a las marionetas del bipartidismo que asfixian al pueblo y enriquecen al imperio.

Martha Quiñones Domínguez
Catedrática
Departamento de Ciencias Sociales
Doctora en Económicas y Empresariales
MA Economista y MP Planificación Ambientalhttps://sites.google.com/upr.edu/martha-quinones-dominguez/qui%C3%A9n-soy

Pasada Presidenta de la Asociación de Economistas, de la Sociedad Puertorriqueña de Planificación y
Presidenta de la Mujeres economistasIntegrante del Bosque Modelo de Puerto Rico, COCOCATI
Vice Presidenta de la Asociación de Economistas de América Latina y el CaribeVice Presidenta Red Iberoamericana de Bosques Modelohttps://sites.google.com/a/upr.edu/marthaquinones/home

Sin UPR no hay PR, ¡Defendamos la UPR!
La mejor inversión social
#uprMIuniversidad
PO BOX 4010
UPR Arecibo
Arecibo, Puerto Rico 00614
Temas Cultura, Sociedad, Ambiente y Economía
Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos considerados pueda cambiar
el mundo. Verdaderamente, eso es lo único que lo ha logrado. Margaret Mead,
caminemos al cambio social y económico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s