Carta abierta a Vieques de Incubadora Bieké

Nilda Medina

Para Prensa sin censura

La Incubadora Microempresa Bieke, Inc. tiene un historial de 12 años en la comunidad viequense desarrollando iniciativas que promuevan el desarrollo socioeconómico de sus residentes.

La Incubadora es una organización sin fines de lucro de base comunitaria, donde los miembros de su junta de directores son miembros de la comunidad y donde todos los servicios están disponibles para toda la comunidad sin ninguna distinción ni discrimen de ningún tipo. A lo largo de estos 12 años nos ha distinguido la pasión, verticalidad, seriedad y honestidad con que prestamos servicio a toda la comunidad.

Nuestra organización provee educación empresarial a las personas que lo solicitan y ofrecemos acompañamiento en todo el proceso de establecer su negocio. No somos una entidad de beneficencia social, aun cuando dentro de algunas de las gestiones que realizamos podemos ofrecer asistencia económica o de servicio social a los participantes como parte de la misión de contribuir al desarrollo de Vieques (de acuerdo a los donativos que solicitamos o recibimos de entidades y propuestas que sometemos).

Como parte de nuestros principios, estimulamos la creación o mejoramiento de microempresas cumpliendo con los requisitos que exigen las leyes y que le aplican a sus negocios. Actualmente experimentamos un proceso de mudanza y ahora estamos localizados en la antigua escuela Gautier Benítez.

Hace varios años alquilamos una finca a la Administración de Terrenos, por la cual pagamos una renta, un seguro anual y debemos cumplir las cláusulas de un contrato.

Esta iniciativa nuestra surge de la preocupación de una publicación del gobierno central de interesar poner a la venta los terrenos agrícolas de Vieques. Para garantizar que estas tierras no fueran vendidas hicimos el sacrificio económico de invertir en la finca con el objetivo de ofrecer alimentos saludables a la comunidad y aportar a la sostenibilidad alimentaria.

En ésta, que llamamos Finca Tierra Mía, se nos permite exclusivamente actividad agrícola de frutos menores y producción de huevos con el objetivo de desarrollar emprendedores (agricultores) que produzcan sus cosechas para la venta/distribución o elaboración de productos. De violar estas especificaciones peligramos en perder este contrato.

Hace unos meses la institución ha venido enfrentando una situación en la Finca Tierra Mía a raíz del proyecto Huerto de Todos, que iniciamos después del huracán María mediante una propuesta sometida a una fundación de Estados Unidos. Al terminarse los fondos para la gerencia de ese proyecto, le dimos la oportunidad a la persona contratada de continuar allí emprendiendo su propio negocio agrícola, mediante un acuerdo de participación como emprendedor de la Incubadora.

Como parte de nuestro apoyo a esta empresa se le ofrecieron ayudas para la compra de semilla, plantas medicinales, construcción de umbráculo y otros materiales de labranza, se construyó una estructura que sirviera de apoyo a los proyectos agrícolas de ahora y el futuro esperado y se contrató una agrónoma para ofrecer apoyo técnico a la empresaria.

Luego de pasar el período probatorio de seis meses de su acuerdo, esta persona no ha cumplido con los criterios de cumplimiento, ha causado algunas molestias en el proceso de evaluación de su trabajo en el lugar y realiza actividades no autorizadas por la Incubadora, ni el contrato de arrendamiento.

Por este motivo el acuerdo con esta persona se da por terminado y el participante debe entregar la tenencia del solar cedido y entregar toda propiedad de la Incubadora. Lo mismo ya le fue notificado por escrito, siguiendo lo que dispone el acuerdo.

Sin embargo, esta persona se niega a abandonar el espacio cedido y pretende continuar con actividades no autorizadas en nuestro contrato con la Autoridad de Terrenos.

Para lograr su permanencia injustificada esta persona le ha radicado órdenes de alejamiento sin fundamentos a nuestra actual presidenta, estas han tenido que ser atendidas de acuerdo a los procesos legales y en honor a la justicia, han sido desestimadas.

La permanencia de esta persona en la Finca y sus continuas querellas de alejamiento impiden que la Incubadora pueda seguir desarrollando los proyectos agrícolas que están destinados a beneficiar a TODA la comunidad viequense, impide que se pueda dar el mantenimiento adecuado y pone en riesgo nuestra tenencia de la Finca. Además nos ha llegado información de publicaciones difamatorias en Facebook.

Rechazamos todas las alegaciones falsas que se hagan con relación al trato a esta participante, sobre nuestra institución, directora ejecutiva y presidenta. Como organización responsable, siempre tomaremos las acciones justas para con nuestros participantes proveyéndoles las oportunidades para echar hacia adelante sus proyectos. De igual forma, tenemos que hacer cumplir las reglas que establecemos, pues los que no satisfacen sus compromisos impiden que otros se puedan beneficiar.

Con relación a las querellas y publicaciones difamatorias, igualmente atenderemos estos asuntos con los recursos que nos provee el ordenamiento legal.

La comunidad sabe que siempre podrá contar con la Incubadora para adelantar las causas que beneficien a nuestros residentes, y que estamos en la búsqueda continúa para proveer servicios que ayuden al crecimiento de negocios, de empresarios y ofrecer servicios adicionales para el bien social de todos los viequenses.

Sobre Nosotros:

La Incubadora Microempresa Bieke, Inc. fue establecida en el año 2008, ofrece educación y orientación empresarial y provee el único centro de computadoras e internet abierto a toda la comunidad para transacciones personales de negocio o escolares por un módico donativo del usuario. Reconociendo otras necesidades de la comunidad ofrece su espacio para reuniones de otros grupos y entidades comunitarias sin costo. Además coordina otros servicios de asistencia como lo ha sido por los últimos siete años las mamografías libre de costo. Después de los azotes de los huracanes Irma y María, se estableció como centro de apoyo, recibió donativos y sirvió como centro de distribución de alimentos, ropa y juguetes. Recibió y solicitó fondos para ofrecer asistencia económica y/o de recuperación para personas y empresarios. La Incubadora continua con el desarrollo de los proyectos de desarrollo empresarial Cocina Empresarial Comunitaria y Sol Taino Food Park como medio de recuperación empresarial después de los huracanes Irma y María. Todos estos servicios se llevan a cabo mediante propuestas y donativos de fundaciones y entidades privadas. No se recibe dinero del gobierno central ni del municipal (excepto la propuesta para talleres de la Comisión Conjunta de Donativos Legislativos). Los empleados o consultores son contratados con paga solo cuando existan los fondos provenientes de propuestas y donativos especiales. El resto de sus funciones y de otros colaboradores son voluntarias, especialmente la de nuestra fundadora y presidenta actual.

(La autora preside la Junta de Directores de Incubadora Microempresa Bieke, Inc.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s