Inicia el 2020 con la muerte de otro confinado

Para Prensa sin censura

La Dra. Milagros S. Rivera Watterson , Portavoz del Comité de Amigos y Familiares del Confinado, levanta su voz para señalar que iniciamos el año 2020 con una muerte de un confinado en el complejo carcelario de Las Cucharas en Ponce.

Su nombre es Carlos Joel Pagán Colón, de 30 años de edad y de suma a las 47 muertes documentadas entre 2018 y 2019.

Como es usual, la única de declaración de las autoridades carcelarias es decir que se siguió el protocolo estipulado para estos casos. “El problema con esto es que muy rara vez, por no decir nunca, sabemos los resultados de esas llamadas investigaciones. Así, vemos como medios noticiosos han indicado que en la pasada década han fallecido unos 600 confinados”, dijo Rivera Watterson.

Mientras tanto , el jefe máximo de la Administración de Familias y Niños ya ha declarado varias veces que las muertes acaecidas anualmente representan un 1 % de la población penal y tal parece que no le preocupa.

“A nosotros y a los familiares de los confinados fallecidos sí les preocupa, más cuando la mayoría de estos son jóvenes.

Ningún familiar piensa que su hijo o hija, o su hermano o hermana que está confinado a cumplir la sentencia asignada vaya a perder su vida antes de finalizar la misma. A esto se une la incertidumbre en unos y la indignación en otros, por desconocer, en la mayoría de las situaciones, las causas de esas muertes . 

Estamos al tanto que la Comisión de Derechos Civiles ha estado haciendo una investigación de las causales de esta muerte. Es importante las conozcamos porque una vez las tengamos deberían de servir de guía para desarrollar proyectos y servicios de prevención. Le estamos dando seguimiento a esta investigación”, sostuvo.

Añadió que “no podemos ver el aumento en las muertes de los confinados, como aconteció el año pasado, como algo natural. Los confinados no van a las instituciones penales a convertirse en adictos porque allí entran las drogas, o a ser ajusticiados para pagar deudas que tenían en la calle o a suicidarse ante el agobio que significa el aislamiento y la pérdida de libertad. Van a cumplir una sentencia y en el transcurso de ello deben recibir los servicios y ayudas necesarias para rehabilitarse. Si no lo hacemos estaremos promoviendo la institucionalización de la criminalidad”.

El Comité de Amigos y Familiares del Confinado hace un llamado a que se tomen las medidas para que no se repita el aumento en muertes acontecidos el año pasado. “Esto se logra mediante acciones proactivas para evitar el trasiego de drogas y ofrecer servicios internos al confinado dirigidos hacia el logro de su rehabilitación y reinserción social. Eso es lo que necesitamos”, concluyó.

(Pueden seguir la página del periodista Jaime Torres Torres en Facebook y el muro Prensa sin censura en Facebook. También pueden seguirlo en Instagram como Periodista Jaime Torres Torres, en Twitter como @jtorrestorres7; suscribirse a su canal en YouTube y escuchar su programa radial on line Prensa sin censura por mixlr.com/RadiosincensuraPR y participar en el chat en tiempo real.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s