Tiembla y llueve en el Sur, pero se asoma la esperanza

JAIME TORRES TORRES

Prensa sin censura

Peñuelas – El agua le llega a los tobillos. Los catres y las frisas están mojados. Hay charcos por doquier. Y con cada aguacero, con lo saturado que está el terreno tras cuatro pulgadas de lluvia caídas durante las pasadas 48 horas, sienten que duermen encharcados.

Si a eso le añadimos que la tierra sigue temblando en el Sur, los refugiados en Ponce, Peñuelas, Guayanilla, Yauco y Guánica no se resignan a la idea de perderlo todo y vivir bajo carpas y casetas a merced de las inclemencias del tiempo mientras los políticos, comenzando por la gobernadora Wanda Vázquez Garced y su mentor, el presidente senatorial Thomas Rivera Schatz, duermen con aire acondicionado, cómodos y sin desvelos.

La gran decepción de nuestra gente en los refugios es la hipocresía de los políticos de todos los partidos y la desfachatez de hacer campaña con su dolor.

En medio de la desesperanza, sin embargo, se asoma un rayo de luz: el del voluntariado que, desde el anonimato, impacta vidas. Días atrás un grupo de jóvenes profesionales, encabezado por el profesor de educación física Quique Trenche y Soraya Torres, llegó al refugio habilitado en la pista atlética de Peñuelas para compartir aliento y esparcimiento con decenas de niñas y niños desamparados que no entienden lo que sucede.

En la parte posterior del refugio hay un enorme cerro que se desprende con cada movimiento telúrico. Los niños le dicen “monstruo” a los sonidos que emiten los sismos. “Un nene me dijo: ‘no hemos sentido el monstruo gritar, pero a veces lo oigo y si grita fuerte me da miedo que el cerro se vaya a caer”, relató Soraya.

Ante semejante vulnerabilidad emocional, las dinámicas de grupo, la narración de cuentos, los juegos de mesa, los ejercicios de relajación y la práctica de deportes como el baloncesto son necesarios para los niños y adultos.

“Hemos compartido con ellos juegos como baloncesto y balompié”, dijo Soraya al reiterar que los niños necesitan distracción.

Agua no les falta porque cerca del refugio discurre un riachuelo del cual extraen el preciado líquido.

“Tan pronto llegamos a Peñuelas con suministros y otras cosas, hablé con un caballero que estaba junto a su perrito y me contó que el agua que usan es del río a través de un sistema de bombeo y filtración. La gente de Peñuelas tiene agua potable desde el río”, dijo Enrique Trenche.

La constante precipitación, sin embargo, ha empeorado la situación no solo en Peñuelas, sino en Ponce, Guayanilla, Yauco y Guánica. Así lo confirmó el cantautor Pedro Pacheco Ortiz, mejor conocido como Kefas Muzeek.

“Honestamente, lo que da es rabia ver todo esto y cómo el gobierno no está haciendo nada”, sostuvo.

Los estadios de Yauco y Guayanilla parecen piscinas. Mientras no menguan los aguaceros, la gobernadora Wanda Vázquez Garced ha tenido la osadía de decirle a los medios corporativos que controla a su antojo que “la gente está feliz”.

“Es increíble. Uno aguanta las ganas de llorar porque se siente impotente al ver la incompetencia gubernamental en medio de este proceso. Que no estén preparados ni tengan un plan es algo que nos hace sufrir por la incompetencia del gobierno”, señaló.

El llamado a los residentes de Puerto Rico que no han perdido sus techos y a los hermanos de la diáspora boricua en Estados Unidos es que contribuyan con donativos y ayuda, preferiblemente canalizada a través de amigos y vecinos por la desconfianza que inspira el gobierno, sobre todo después del escándalo de los almacenes repletos de toldos, casetas, colchones y alimentos, cuya existencia finalmente la gobernadora admitió que conocía, razón por la cual le exigen que renuncie.

“Este es el desastre de sálvese quien pueda. Mientras los políticos duermen en sus casas el pueblo duerme bajo agua en sus casetas sin paletas ni toldos, sin abrigos para el frio, sin atención médica, sin ayuda emocional, sin direccion. ¿Qué nos pasa ? No podemos seguir dormidos. ¿Saben cuál era el plan de terremotos? No había plan: improvisar con la vida de nuestros familiares, improvisar con las supuestas ayudas que nunca llegaron en María y ahora tampoco les llega, improvisar con un supuesto plan de desalojo que no sabemos cuanto le costó al pueblo de PR y que a la larga no va a servir. Porque no hablan del hospital de Yauco que está comprometido estructuralmente y nos dicen qué medidas se han tomado para poder atender los casos que surjan. Esto no ha terminado, los medios por un lado diciendo estupideces de porcientos que ni ellos mismos saben y ya hoy (ayer) volvió a temblar 5.3 y se ha sentido como 6.0 en el pueblo del Café de Yauco. Que los medios no te engañen, sal a la calle a extender la mano para que veas la realidad de los necesitados pero hazlo sin poner en riesgo a tus hijos. Ve a un refugio observa, escucha, dialoga con la gente, deja tu zona de confort porque esto es real y la gente necesita de una mano amiga”, publicó en las redes el ciudadano Germán Colón, conocido como Po Araní.

(Pueden seguir la página del periodista Jaime Torres Torres en Facebook y el muro Prensa sin censura en Facebook. También pueden seguirlo en Instagram como Periodista Jaime Torres Torres, en Twitter como @jtorrestorres7; suscribirse a su canal en YouTube y escuchar su programa radial on line Prensa sin censura por mixlr.com/RadiosincensuraPR y participar en el chat en tiempo real.)

2 comentarios en “Tiembla y llueve en el Sur, pero se asoma la esperanza”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s