En lucha la Local 1850 de AEELA ante posibles despidos de los unionados de Playa Santa en Guánica

Prensa sin censura

En solidaridad con los trabajadores unionados de la Asociación de Empleados del Estado Libre Asociado (AEELA), el liderato de la Local 1850 de la UAW visitó el Centro Vacacional de Playa Santa del Caribe en Guánica para entregar suministros a las compañeras y compañeros afectados por la actividad sísmica que afecta a Puerto Rico.

La Local 1850, que preside Mayra Muñoz y cuyo representante internacional es Wilkin López del Valle, custodia los derechos de los empleados unionados del Centro Vacacional de Playa Santa.

En semanas recientes, por la proximidad del complejo vacacional al epicentro de los movimientos telúricos, se ha generalizado que el director ejecutivo de AEELA, Pablo Crespo Claudio podría cerrar el taller de trabajo y dejar en la calle al personal unionado.

El liderato de la Local 1850 no solo llegó a Guánica a entregarles agua, alimentos, toldos, casetas y frisas, sino a orientarles sobre sus derechos y a reiterar el compromiso con la protección de sus empleos.

“Estamos en solidaridad; venimos a darle un abrazo, nuestro aprecio y nuestro apoyo de la manera más cálida de nuestro corazón para que sepan que tienen una Unión que está pendiente de ellos y que estamos en defensa de su seguridad de empleo. A pesar de que el director de AEELA, Pablo Crespo Claudio ha dicho que no habrán despidos y que actuarán conforme a las disposiciones del convenio colectivo, queremos decir que la Unión quiere negociar. El cierre parcial, permanente o lo que la administración decida hacer es algo que se debe negociar con nosotros”, señaló Mayra Muñoz, presidenta de la Local 1850.

El representante internacional Wilkin López del Valle aseguró que la Local 1850 defenderá el derecho al empleo de sus unionados.

“El hecho nada más de que no se pueda dormir tranquilo por los constantes sismos y noticias recurrentes sobre lo que pasará con sus empleos, tiene a estas personas bien nerviosas porque tienen familias y necesitan, aparte de los suministros, seguridad de empleo. Al señor Pablo Crespo, al Comité Ejecutivo y a la Asamblea de Delegados les recordamos que estas personas tienen familias, dependen de trabajar y necesitan retener sus empleos”, señaló López del Valle.

En el Centro Vacacional de Playa Santa del Caribe trabajan alrededor de 12 unionados. Es el lugar que utilizan los socios, unionados y familiares de los empleados de AEELA para descansar durante sus vacaciones.

“Agradecemos al liderato de Local 1850 de la UAW por haber venido desde San Juan a atendernos y ver nuestras necesidades. Le pedimos al señor Pablo Crespo justicia para nosotros y no nos deje en la calle porque necesitamos trabajar”, sostuvo Edwin Báez, delegado de los empleados unionados del Centro Vacacional de Playa Santa del Caribe en Guánica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s