Federación de Maestros exige seguridad para estudiantes y maestros

Para Prensa sin censura

La Federación de Maestros de Puerto Rico llama a las comunidades escolares a exigir se divulgue toda la información sobre las condiciones de las escuelas, se identifiquen aquellas que son vulnerables a movimientos sísmicos y se establezca un plan urgente de mitigación que garantice la seguridad y la vida de estudiantes, maestros y demás personal. Las inspecciones ordenadas por el Departamento de Educación y el gobierno de Puerto Rico son una burla que puede costarnos lamentables desgracias y perdida de vidas.

El Colegio de Ingenieros y Agrimensores indicó que sobre 500 escuelas no son seguras y el propio Secretario de Educación Eligio Hernández admitió que el 95% de los planteles no resisten un terremoto. Tratar de esconder esta realidad es jugar con la vida de los componentes de la comunidad escolar. 

Rechazamos el reinicio del semestre escolar el 21 de enero, hasta tanto, no se cumplan con los reclamos que esbozamos a continuación:

1. Que se publique el listado de las 500 escuelas señaladas por el Colegio de Ingenieros con problema de columna corta. 

2. Que la gobernadora Wanda Vázquez Garced ordene que se realicen verdaderas inspecciones dirigidas a determinar si las estructuras escolares son resistentes a terremotos como base para establecer un plan acelerado de corrección de deficiencias. Ella será la principal responsable de cualquier desgracia que ocurra.

3. Que se permita la intervención y supervisión del Colegio de Ingenieros y Agrimensores de las inspecciones y las certificaciones que se emitan de los planteles.

4. Que se divulgue el informe que hizo el Cuerpo de Ingenieros en el 2017 sobre la condición de las escuelas y dónde se marcaron muchas de ellas con códigos rojo y amarillo en señal de deficiencias. Debe certificarse si las fallas que se señalaron fueron o no corregidas.

5. Que se inspeccionen las escuelas que fueron cerradas por el gobierno para que se reabran en este plan de mitigación.

6.  Que, previo a iniciarse las clases, deben hacerse asambleas de padres, maestros, estudiantes y otro personal donde se establezca el protocolo de emergencia de que debe hacerse antes, durante y después de un terremoto. El gobierno debe ofrecerle alternativas a las comunidades escolares cuando se determine que un plantel no está apto para funcionar sin riesgos y señalar el plan a ejercer en ese caso.

7.  Que el gobierno facilite los servicios terapéuticos a maestros, estudiantes y demás personal que se sientan afectados por la situación de crisis que atraviesa el país.

8. Que se publique digitalmente y en el tablón de edicto de cada escuela copia del Informe Oficial del Ingeniero Estructural que evaluó el plantel, incluyendo todos sus hallazgos.

Creemos que no sería responsable iniciar el semestre hasta tanto no se satisfagan estos reclamos.

Las autoridades deben entender que aquí de lo que se trata es de la vida de estudiantes, maestros y otro personal. Cualquier excusa para no cumplir con un procedimiento transparente, que refleje el estado real de las escuelas y busque la protección de la comunidad escolar, constituirá un acto de negligencia criminal.

Las comunidades escolares deben estar alertas y movilizarse para exigir planteles seguros y libres de riesgo. No dejemos que la experiencia de María, con su estela de sufrimiento y muerte se repita.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s