EDUCAMOS denuncia el despojo total de los ancianos de Puerto Rico

Profesora Eva Ayala

Para Prensa sin censura

Ha llegado a nuestras manos el P de la C 2151 que pretende despojar a nuestros ancianos de su casa y propiedad a cambio de que los municipios le ofrezcan servicios de salud, cuidado médico, asistencia o ama de llaves. En estos servicios puede estar la diferencia entre la vida y la muerte de cualquier persona y mucho más si se trata de nuestros ancianos y ancianas. Pretender que para poder conservar la vida, o aunque sea tener algún acceso a atención médica, seamos despojados de nuestras casas o cualquier propiedad, es poco menos que una canallada, venga de donde venga.

Ahora, no conformes con recortarnos o quitarnos el derecho a nuestras pensiones que nos ganamos con más de 30 años de trabajo y sacrificio, pretenden completar el despojo con esta perversidad para dejarnos en el abandono completo. Por un lado la Junta de Control Fiscal y por el otro la administración gubernamental piensan que los seres humanos somos una simple cosa desechable y que llegados a cierta edad, no debemos tener absolutamente ningún derecho. Peor aún, es como si creyeran que debemos estar desamparados, enfermos o en todo caso, muertos después de los 60 años.

De izquierda a derecha, Migdalia Santiago, Presidenta, Enid Terón, Tesorera, Jessika Serrano, Vice-presidenta, Ileana Morales, Secretaria, Wilson Torres, y asesor sindical.

El P de la C 2151, de la autoría del representante Joel Franqui Atiles, establece incluso que la cesión de la propiedad de parte del anciano afectado tiene que ser con escritura y todo. Como justificación el texto del proyecto establece que la cantidad de personas en edad avanzada es de sobre 700 mil con tendencia a aumentar. Señala dicho texto que un 56% de esa población vive bajo el nivel de pobreza. De convertirse en ley, la misma tendría vigencia inmediata.

A través de medidas como esta, así como de las medidas que quiere implantar la Junta Fiscal, no solo se nos empuja a la pobreza extrema, sino al total despojo, al sufrimiento y hasta a la muerte. Es una muestra de la gran insensibilidad que caracteriza al capitalismo neoliberal bajo el cual el afán de riqueza de los privilegiados es insaciable y no parece tener límites. EDUCAMOS, así como nuestro Capítulo de Jubilados y Jubiladas no puede menos que expresar el más absoluto rechazo a estas medidas que nos empujan a la barbarie y degradación social. De nuestra parte, también nos enseña que si no defendemos nuestros derechos humanos, incluyendo nuestro derecho a la vida, seremos despojados de los mismos. Por eso la movilización y la lucha en estos momentos, también es cuestión de dignidad, es cuestión de vida o muerte. Por lo tanto tenemos que estar alertas y movilizados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s