Manos a la obra en Loíza

Voluntariado regresa a la vida escuela cerrada en Loíza, se convierte en Centro Municipal de Servicios y super refugio. Participaron funcionarios de FEMA, NMEAD, Municipio y escuelas públicas.

Para Prensa sin censura

La alcaldesa de Loíza, Julia Nazario Fuentes y el presidente de la Legislatura Municipal, Joel Osorio Fuentes, recibieron a decenas de voluntarios que ofrecieron su tiempo y esfuerzo para colaborar en la limpieza y pintura de una antigua escuela que se ha convertido en el Centro de Servicios Municipales Carlos Escobar López. 

Entre los voluntarios que llegaron temprano a trabajar se encontraban Alex Amparo y Alejandro de la Campa, quienes formaron parte de un contingente de voluntarios que en su horario regular trabajan en la Agencia Federal para Manejo de Emergencias (FEMA). También participaron empleados municipales de Loíza, estudiantes de las escuelas públicas y de agencias estatales como la Procuradora de las Mujeres (PA) y del Negociado para Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD). 

“Estamos felices por el éxito de esta convocatoria y agradecemos profundamente el tiempo y el esfuerzo de todos estos buenos ciudadanos que le han dado nueva vida a esta estructura”, destacó la alcaldesa Julia Nazario Fuentes, quien realizó un recorrido por el edificio, que consta de tres pisos y cincuenta salones. “Aquí hemos establecido varias de nuestras agencias municipales y algunas estatales como la Junta de Inscripción Permanente (JIP) y Procuradora de la Mujer. Una de las metas que hemos trazado es el concepto de super refugio resiliente, donde nuestros ciudadanos contarán con unas facilidades dignas y seguras. Pocos se dan cuenta que la mitad de año vivimos en temporada de huracanes y lo que estamos haciendo en Loíza es prevenir, estar listos para cualquier eventualidad”. 

La sección separada para el super refugio loiceño cuenta además con una sección para refugiados regulares y para encamados. Aparte, se habilita espacio para mascotas. El Centro se ubicará además espacio para el cuartel de la Policía Municipal, Manejo de Emergencias y otros de tipo cultural como el Museo Comunitario Loiceño y la Banda Municipal. “Esta escuela estuvo cerrada por dos años y luego de una lucha intensa con el gobierno estatal, finalmente se nos ha concedido estas instalaciones para servicio al pueblo”, añadió Nazario Fuentes.

Tanto Álex Amparo como Alejandro de la Campa destacaron la importancia del voluntariado en el desarrollo de las comunidades, particularmente con los jóvenes. En ese sentido, los estudiantes que participaron en el evento acumularon horas de trabajo comunitario. “Para nosotros ha sido bien bueno, porque el trabajo que estamos realizando se ve rápido y esta escuela, que estuvo tanto tiempo cerrada, ahora sirve para darle servicios a la gente”, añadió una de las estudiantes de la Escuela Superior Vocacional de Loíza que participaron en la actividad.

De izquierda a derecha, los voluntarios Anna Zapata, Alejandro de la Campa, Alex Amparo y la alcaldesa Julia M. Nazario Fuentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s