Boicot escolar a las bandejas de poliestireno

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura

Quizás aspiran a adquirir alguna notoriedad como la niña sueca Greta Thunberg, que se ha convertido en una celebridad por sus denuncias contra los líderes mundiales que subestiman el calentamiento global y la contaminación del medio ambiente.

Y si bien es un hecho el servicio y distribución de alimentos en envases de poliestireno y plástico en el comedor escolar de la Escuela Central de Artes Visuales de Santurce el mismo es temporero, aseguró Nelly Ayala León, presidenta de la Unión de Comedores Escolares.

Dos niñas, cuyos nombres reservamos por ser menores, llegaron al comedor con platos y cubiertos de sus respectivos hogares, pero se les negó el servicio de alimentos. Esto ha generado una controversia, tanto así que idearon una huelga de hambre en contra del uso del ‘stryfoam’ y del plástico, que ciertamente al final se traducen en más desperdicios sólidos en un país ahogado por la basura.

“Únanse a una protesta pasiva combatiendo el daño a nuestro planeta”, versa la hoja promocional que circula en las redes sociales.

Incluso, las jovencitas publicaron “[…] el jueves 26 de septiembre estaremos manifestándonos en contra del uso de poliestireno y plástico en los comedores escolares. Queremos contribuir a la conservación del medio ambiente y el uso responsable del material. Por eso, estaremos en boicot a la norma del Departamento de Educación de Puerto Rico que nos quiere obligar a aceptar comida en esos recipientes. Únanse a la acción para crear un ambiente eco-consciente en las escuelas del todo el País”.

Tras lo publicado por las estudiantes ahora se generaliza que en otros planteles sustituyen las bandejas seccionadas en acero inoxidable por utensilios desechables y no es así, aclaró Ayala León.

“El uso de las bandejas de acero no ha cambiado ni va a cambiar. Lo que pasa es que se ha experimentado con otro tipo de bandeja más liviana, de aluminio. Las que se han usado siempre son de acero inoxidable, que son duraderas y libres de que se les incruste cualquier residuo de comida cuando se pasan por el esterilizado o saneamiento. Son más salubres y de menos riesgo a contaminación. Y las seguiremos usando”, aseguró Ayala León, con más de 40 años de experiencia en comedores escolares.

De hecho, la presidenta de la Federación de Maestros de Puerto Rico, profesora Mercedes Martínez aseguró a este medio digital que las bandejas tradicionales siguen en uso en todos los planteles.

Ayala León aclaró que cuando faltan empleados en los comedores o se interrumpe el servicio de agua potable se pueden utilizar platos o bandejas desechables.

“Cuando se tiene necesidad de personal en un comedor, el servicio se hace satélite, que lo hacen en una escuela y lo llevan a la afectada. A la Escuela Central de Artes Visuales le faltan empleados en el comedor. Ante la ausencia de empleados se recurre a disminuir la carga a los pocos empleados. Esta escuela tiene poco más de 500 estudiantes y sobre 400 entran al comedor y para minimizar la carga, el fregado y esterilización se les sirve en platos sanitarios. Pero regresarán las bandejas”.

Un estudiante no puede llevar platos y utensilios de su hogar para desayunar u almorzar en el comedor. “El Departamento de Educación no lo permite. Comedores Escolares funciona con fondos federales”.

A nivel Isla, al inicio del curso escolar en agosto pasado hubo 400 puestos vacantes en comedores escolares, de los cuales al presente solo se han nombrado 192. Hace 10 años eran 10 mil empleados y ahora solo 3 mil para servir alimentos a 295 mil estudiantes, la mitad en comparación con una década atrás. Estadística lógica si se considera que de 1, 900 escuelas en 2009 hoy solo operan 855.

La intención de las chicas de la Escuela Central de Artes Visuales es legítima, pero se origina de su reciente experiencia y del supuesto de que en lo sucesivo será la norma del Departamento de Educación en todas las escuelas.

Hay quienes piensan que quizás deban ampliar el marco de sus protestas a los negocios de comida ligera, cafetines, restaurantes y reposterías donde el poliestireno sí es una amenaza real.

Este material, cabe la salvedad, es nocivo al medio ambiente, opinó la nutricionista y salubrista Vilma Grisel Calderón Jiménez, con oficinas en la Avenida Domenech en Hato Rey (787-282-7244).

“Es un material altamente contaminante y tarda más de 500 años para degradarse y no se puede reciclar. Es de los peores materiales que hay para servir alimentos. Se pueden usar como opción platos de papel que sí se pueden reciclar y también se podría pedir a los estudiantes que lleven sus platos y cubiertos. El poliestireno está prohibido en varias ciudades de Estados Unidos, como Washington y Nueva York. Aquí se debe prohibir también. Los estudiantes están dando cátedra sobre la concienciación del problema ambiental y le toca a los directivos de la escuela escucharlos”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s