Crónica del rescate de una escuela cerrada

Darío W. Ortiz Seda

Para Prensa sin censura

Recientemente, la gobernadora Wanda Vázquez impartió instrucciones para inventariar las escuelas en desuso con el fin de disponer de esos activos.

Según admitió María Palau, asesora de infraestructura de La Fortaleza, la determinación de la mandataria responde a que ni la Autoridad de Edificios Públicos, ni los departamentos de Educación (DE) y de Transportación y Obras Públicas (DTOP) tienen la más mínima idea de cuántos planteles en desuso existen en Puerto Rico, sus condiciones o su valor en el mercado de bienes raíces…

Solamente en la comunidad de Levittown, en Toa Baja, han cerrado y abandonado cuatro planteles escolares. Cada vez que se habló de cerrar escuelas, las comunidades escolares se organizaron y protestaron contra los cierres, pero sus protestas y reclamos cayeron en oídos sordos. Los planteles fueron cerrados y totalmente abandonados, y los niños, hacinados en las escuelas receptoras.

Preocupados por la situación y por la falta de actividades recreativas y educativas para nuestros niños y niñas, y para la comunidad en general, un grupo de entidades y ciudadanos comprometidos con la justicia social y la calidad de vida en nuestro país, nos organizamos en Toa Baja, constituimos el Movimiento al Rescate de mi Escuela Inc. y nos dimos a la tarea de rescatar la Escuela de la Comunidad Lorencita Ramírez de Arellano, ubicada en la tercera sección de Levittown.

En un proceso democrático y participativo, el 21 de octubre de 2018, realizamos un censo entre los residentes del área para explicarles nuestra propuesta y recabar sus ideas y recomendaciones de los servicios y actividades a ofrecer; esto, con el propósito de que el proyecto fuese uno realmente pertinente a la comunidad.

Así, con el aval de los vecinos, procedimos a la limpieza y desyerbo de la estructura y sus alrededores para poner el plantel en condiciones para que nuestros niños y niñas, así como la comunidad en general, pudieran disfrutar de ese espacio para actividades recreativas y de aprendizaje.

Hace ya 10 meses que comenzamos a ofrecerle a los niños y niñas de la comunidad actividades recreativas y educativas de manera gratuita: clínicas y talleres deportivos (voleibol, baloncesto, judo, esgrima, esgrima para niños con diversidad funcional, capoeira, movimiento corporal), talleres de artes (tejido, artes visuales, teatro), actividades culturales (visita de los Reyes Magos, talleres de bomba y plena), etc. El pasado mes de junio ofrecimos nuestro primer campamento de verano. Se han ofrecido, además, actividades de interés para toda la comunidad, tales como: clínicas de auriculoterapia, charlas educativas sobre temas ambientales, huertos caseros y compostaje, sobre los derechos de los niños con diversidad funcional, sistemas de retiro, no a la violencia contra la mujer, etc.

El 1ro de febrero de 2019 sometimos en La Fortaleza una propuesta solicitando el traspaso o adquisición de la escuela por $1 nominal, ante la Junta creada a esos efectos.

Estamos en espera de su respuesta.

Asimismo, el 11 de abril de 2019 fue sometido, por petición, un proyecto (la Resolución Conjunta de la Cámara 481) a través de las oficinas legislativas del Rep. Denis Márquez y del Rep. Pedro Julio ‘Pellé’ Santiago. El mismo se encuentra, actualmente, ante la Comisión de Gobierno, presidida por el Rep. Georgie Navarro. Ya sometimos a dicha Comisión nuestra ponencia escrita y los documentos que nos fueron requeridos. Esperamos se tome prontamente acción pertinente.

Debe quedar meridianamente claro que, si este espacio no se ha convertido en pasto del vandalismo ni ha sido tragado por la yerba ni se ha convertido en un establo para caballos, como ha ocurrido con muchas otras escuelas, no ha sido gracias a la diligencia del gobierno –ni central ni municipal–, que han hecho tanto como NADA con estos planteles, sino por nuestro compromiso de darle mantenimiento continuo a la estructura y sus alrededores.

Todo lo que hemos logrado ha sido mediante el trabajo y el esfuerzo del Movimiento, y gracias al apoyo y la colaboración de muchos compañeros, organizaciones y amigos. Este proyecto es una muestra de lo que una comunidad organizada es capaz de hacer cuando el gobierno no responde positivamente a sus necesidades. Es por ello que exigimos que se tome una acción favorable, de manera inmediata, sobre nuestro caso, más que meritorio, y que se nos traspase, finalmente, el plantel para poder continuar nuestra labor comunitaria.

Es nuestro norte y nuestro compromiso luchar, contra viento y marea, por conservar este espacio que ha sido rescatado para la comunidad y no permitir que se le entregue al mejor postor ni a ningún amigo del alma para su propio beneficio.

Más información en nuestra página de Facebook: ‘Al Rescate de mi Escuela’

2 comentarios en “Crónica del rescate de una escuela cerrada”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s