¿Cómo las luchas sociales favorecen y afectan tu sexualidad?

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura

 En las luchas del pueblo, que el pasado 2 de agosto detonaron en la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló, hubo ganadores y perdedores: la gente que se lanzó a la calle y los funcionarios gubernamentales desprestigiados con los escándalos de corrupción y el vergonzoso chat de Telegram, respectivamente.

Los mensajes del chat, según los describe la doctora Wanda Smith, fueron grotescos, carentes de sensibilidad y propios de personas que se clasifican como sociópatas porque carecen de empatía hacia sus semejantes.

“Hubo mensajes sexistas, misóginos y homofóbicos, como los dirigidos a Ricky Martin. Pero también hubo mensajes sexualizados, que es distinto y también molestó mucho. Las palabras “mamabicho” y “puta” son mensajes sexualizados que lo que demuestran es que no tienen una sexualidad sana y degradan el tipo de actividad sexual, que se supone sea sana y hermosa, y un prejuicio contra los tipos de expresión a una respuesta sexual. Esto estuvo minado de mensajes negativos”, explicó la experimentada sexóloga y salubrista.

Los comentarios de Rosselló sobre las periodistas Zugey Lamela y Valeria Collazo Cañizares entrañan, a juicio de Smith, serias violaciones a su intimidad.

“Es un tipo de relación con violencia y están entrando en la intimidad de una persona porque aunque no se acostaron con una persona, sí entraron en su intimidad y eso es un signo de violación sexual porque necesariamente no se tiene que cometer el acto de penetración para violar a una persona”, sostuvo.

Si Rosselló no hubiese renunciado, al menos se hubiera expuesto a un proceso de residenciamiento amparado en la Sección 21 del Artículo III de la Constitución que alude a la depravación como causa menos grave.

“La palabra depravada va con ese sentido. Es una distorción social de la sexualidad y una violación sexual desde mi punto de vista. Es evidente el impacto sicológico que pudieron recibir las dos compañeras periodistas y el mismo Ricky Martin. Si llega ser a mí, me hubiera podido sentir violada porque entró dentro de mi cuerpo con su manera de hablar. Para mí eso fue una violación sexual”.

Los derrotados del proceso, Ricky y sus secuaces, pudieran presentar la ansiedad como sintomatología. La persona derrotada, abundó la doctora Smith, se siente tensa, nerviosa y en peligro inminente. Incluso, las renuncias de funcionarios en bloque confirman sus planteamientos.

“Deben haber sentido pánico; pérdida de memoria y eso afecta el cuerpo humano. Incurren en lo que se conoce como procrastinación, que es rehusar asumir la realidad o posponer responsabilidades inadecuadamente. Hoy decían una cosa y a la media hora decían otra cosa”.

La sexóloga Wanda Smith recordó que en el derrotado se manifiesta un completo desorden hormonal que afecta su sexualidad. “La hormona cortisol afecta y bajan los niveles de testosterona. Al bajar pierden deseo sexual o no pueden tener libido adecuado o una disminución en su erección, no por consecuencias vasculares y sí por consecuencias sicológicas. Como se ve, estas personas no la estaban pasando bien, por lo menos en este sentido”.

Sin embargo, la historia fue diferente para el Pueblo. La reacción de la gente no fue de ansiedad o estrés, sino de combatividad.

Es la otra cara de la moneda: la de la persona combatiente; sin estrés y que busca resolver la situación conflictiva que le causó la indignación del escandaloso chat.

“A eso le llamamos ‘eutrés’; es un estrés positivo, no negativo, como el de la persona derrotada. Es una forma de encaminar positivamente esa sensación de amenaza que persiste. En esas personas la testosterona y la adrenalina se exacerban. Se ponen creativos, toman iniciativas, responden de manera eficiente aun en los momentos más tensos”.

El combatiente, representado por el 1.2 millón de personas que el lunes 22 de julio se lanzaron a la calle, está lleno de energía; la adrenalina le enseña cómo combatir y cuándo retirarse.

“La testosterona también te hace combativo y se observa cuando sacas el pecho. La mujer también la produce. Hubo una revolución de testosterona y estrógeno increíbles”.

En otras palabras, el pasado mes de julio fue uno muy saludable sexualmente para el pueblo de Puerto Rico. “Con la testosterona, sale también la oxitocina, que es la hormona social y pro social, que ocurre cuando estás compartiendo con una persona y quieres continuar. Te libera de tensión. Hubo mucha oxitocina y mucha endorfina, que te hace sentir eufórico y con bienestar”.

Esas persona alegres y liberadas, que perrearon frente a la Catedral de San Juan y bailaron en las calles debajo de la lluvia, aun experimentan una sexualidad óptima.

“La sexualidad esos días tiene que haber sido hermosísima para las personas que estaban en el combate”, finalizó Wanda Smith al recomendar educación, relajación, ejercicios físicos, controlar el cortisol, manejar sagazmente el tiempo, dormir entre 7 y 8 horas diarias para producir testosterona (sobre durante la madrugada) conversar, escuchar música y asumir una actitud positiva frente a la vida.

Son las personas exitosas del Paro Nacional que desembocó en la renuncia del gobernador y, contrario a los derrotados, experimentan una sexualidad saludable y feliz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s