Crónica: Mal rato en El Yunque

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura

Tras una tarde de faenas domésticas, la idea de un baño en la cascada Juan Diego de El Yunque resultó la mejor opción de esparcimiento dominical.

Emprendimos la travesía por la PR-191 en compañía de mi hija Aymé y a las 5:40pm, aunque lloviznaba, llegamos al portón de acceso localizado antes de La Coca.

Allí encontramos al guardabosque federal Víctor Cuevas, un empleado de carrera del Bosque Nacional El Yunque, a quien conocemos de años y quien nos sorprendió con una sentencia: “no pueden pasar porque ya está cerrado”.

⁃ ¿Cómo es eso, si cierran a las 6pm y voy con mi hija a darme un chapuzón en la Juan Diego?, le preguntamos.

⁃ Si, pero no te dará tiempo y cerramos a las 6pm.

Surgió entonces un intercambio de impresiones. Le dije que parecía mentira que el sistema también nos prohibiera el acceso a un lugar que le pertenece -al menos, se supone- al Pueblo.

Me identifiqué y me respondió que me conocía y procedió, sin la advertencia correspondiente, a retratar la tablilla de mi vehículo.

Entre sus argumentos infundados -porque no eran las 6pm- estuvo que él representa la autoridad federal.

Insistí que no eran las 6pm mientras mi hija retrataba la tablilla de su vehículo federal. Y aproveché también para retratarlo a él.

Finalmente, accedió y llegamos a la quebrada Juan Diego a disfrutar de un chapuzón. ¡Qué rico estaba el chorro! Refrescante, liberador, emancipador…

Que conste, a las 6pm ya salíamos del área restringida por los federales y le mostramos el celular para que viera que era esa hora.

En ese momento, otra empleada federal del Bosque Nacional El Yunque nos indicó que nos detuviéramos, a lo que hicimos caso omiso porque un guardabosque no es un policía o agente federal con autoridad para intervenir con un ciudadano.

Lo cierto es que al descender por la PR-191 mi hija Aymé y yo sentimos corazón adentro lo extranjeros que a veces nos sentimos en nuestra propia tierra. Además, de que el mollero federal del imperio se manifiesta a través de empleados que son boricuas, como Víctor Cuevas.

Me imagino que ya me ficharon y estará proscrita mi presencia en la zona recreativa de El Yunque en la PR-191 en Río Grande, que es oportuno recordar que tras casi dos años del huracán María aún hay áreas a las que no se permite acceso.

La pregunta es: ¿El Yunque nos pertenece o no? Seguro que sí. El Bosque Nacional El Yunque es una cordillera con jurisdicción en Canóvanas, Río Grande, Luquillo, Fajardo, Ceiba, Naguabo y Las Piedras.

Sus áreas son accesibles a toda hora. Pero en la zona recreativa de la PR-191 en Río Grande, la más visitada por el turismo local e internacional, los federales controlan el acceso, con la arrogancia y la prepotencia del colonizador que 121 años después se cree dueño y señor de nuestro lar.

Y guardabosques como Víctor Cuevas lo representan, como la mueca de colonizados en posiciones de poder que, tarde o temprano, antagonizan con sus hermanos.

3 comentarios en “Crónica: Mal rato en El Yunque”

  1. Waooo. Te entiendo muy bien. Ya que vivo en Palmer y creo que subo al yunque 3 o 4 veces al mes a la Juan Diego ya que me encanta esa área. Pero al igual me an dicho que que cierran a las 6 y. Aunque no es la hora ya tienen el portón ya casi cerrado aunque entiendo que sera por nuestra seguridad.

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡ que bien…! Victor es Buena persona, Boricua y Buen empleado. Si lo administramos como PR libre espero lo cerremos a las 6 pm es buena hora… y no como “ gobierno” que cierra los balnearios a las 4 y 5 pm. Iré pronto y llegaré más temprano para disfrutar las ricuras de el Yunque.

    Le gusta a 1 persona

  3. Me imagino que lo prefieren administrado local, o mejor aún, por el pueblo, para verlo igual de sucio y jodío que estaba antes de que los “imperialistas yankis” se encargaran de el.
    Porque hay que ser bien político y de mente corta para poder olvidar los carros quemados, los asaltos las violaciones y todo lo que allí se hacía, y todo por el mismo puertorriqueño. El Yunque, el Morro, el San Cristóbal y muchísimos lugares más, están como están porque están bajo administración federal, si no estarían que ni locales ni turistas pudieran utilizarlos.
    Dense una vuelta por los parques, balnearios, sitios históricos en mano de estatales y municipales, y después me dicen.
    No todo es política, hay que ver la realidad de las cosas!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s