En entredicho la credibilidad y honestidad de la Asociación de Maestros

Prensa sin censura

Ha salido a relucir en los medios la existencia de varios contratos entre el Departamento de Educación y la empresa Iniciativa para el Desarrollo Educativo y de Aprendizaje (IDEA), la cual ofrece servicios educativos y de tutorías a estudiantes de escuelas públicas. Sería una información bastante común, pero no lo es. Tal empresa pertenece al esposo de quien hoy mismo es la principal portavoz y dirigente de la Asociación de Maestros, Aida Díaz, que se supone represente al magisterio ante el Departamento de Educación. Para el común de la gente que piensa y razona, el conflicto de interés es evidente.

        Peor aún, una de las quejas más consistentes de parte del magisterio y las comunidades es que los fondos de la agencia se quedan en manos de los contratistas privados y no llegan a la sala de clases que es donde realmente hacen falta.

Por eso miles de maestros se ven obligados a sacar de su menguado salario para costear arreglos, trabajos y materiales que se supone provea la agencia, pero no lo hace. De ahí que resaltemos la denuncia consistente de que los contratos con ese tipo de empresas inciden directamente sobre las condiciones de trabajo del magisterio y las condiciones de estudio del estudiantado.

Nos parece que el conflicto es claro.

Es lo mismo que antes se ha denunciado sobre los contratos de funcionarios de gobierno, primeras damas o familiares de legisladores con las agencias dirigidas por sus propios familiares. Es un conflicto similar al existente cuando por un lado la AMPR agrupa personal patronal y por otro, recibe cuotas del magisterio para defenderlo ante ese mismo patrono.

Según la información periodística, en el portal de la Oficina de la Contraloría se reflejan unos 12 contratos desde el 2011 que suman un total de 4.7 millones de dólares. De esos, el contrato más reciente fue firmado por Julia Keleher. Durante años recientes, sectores del magisterio han denunciado la estrecha relación y coincidencia entre la dirigencia de la AMPR y la administración del Departamento de Educación. La AMPR se supone sea el representante exclusivo del magisterio. Tal vez ahora pueda entenderse con mayor claridad el hecho de que en muchos conflictos o situaciones, los dirigentes de dicha entidad parecían estar más aliados con el patrono que con el magisterio. La sabiduría popular establece que: “Dime con quién andas y te diré quien eres.”

No nos extrañaría que este fuera uno de esos casos. Sin duda, el llamado representante exclusivo tiene mucho que explicar.agrupa personal patronal y por otro, recibe cuotas del magisterio para defenderlo ante ese mismo patrono.

Según la información periodística, en el portal de la Oficina de la Contraloría se reflejan unos 12 contratos desde el 2011 que suman un total de 4.7 millones de dólares.

De esos, el contrato más reciente fue firmado por Julia Keleher. Durante años recientes, sectores del magisterio han denunciado la estrecha relación y coincidencia entre la dirigencia de la AMPR y la administración del Departamento de Educación. La AMPR se supone sea el representante exclusivo del magisterio. Tal vez ahora pueda entenderse con mayor claridad el hecho de que en muchos conflictos o situaciones, los dirigentes de dicha entidad parecían estar más aliados con el patrono que con el magisterio. La sabiduría popular establece que: “Dime con quién andas y te diré quien eres.” No nos extrañaría que este fuera uno de esos casos. Sin duda, el llamado representante exclusivo tiene mucho que explicar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s