La música urbana: poderosa artillería de resistencia y lucha por la liberación de Puerto Rico

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura

Si antes, durante conflictos como Vietnam el rock en Woodstock fue una catarsis de resistencia y en huelgas como la de la Telefónica o la UPR, acá se entonaron consignas a golpe de plena, hoy al ritmo del denbow se perrea frente a la Catedral como respuesta a la opresión del gobierno.

Es la nueva sociología de la cultura popular: la música urbana -rap, reguetón y trap- como expresión de la Generación Z y de los ‘millenials’ y post ‘millenials’ que resienten y denuncian con originalidad su encono con la hipocresía institucional.

Bad Bunny y Residente movilizaron a cientos de miles de sus fans a las marchas que detonaron en la renuncia de Ricky Rosselló, particularmente la del histórico 22 de julio.

(Foto/Facebook)

Irónicamente, ambos exponentes urbanos se reunieron meses atrás en horas de la madrugada con el entonces gobernador para solicitarle respeto a las mujeres que se manifestaban frente a la Fortaleza exigiendo políticas públicas más rigurosas para combatir la violencia de género.

La percepción de la opinión pública fue de simpatía y empatía entre la pareja de artistas y el mandatario. Meses antes Rosselló le había solicitado a Bad Bunny que abriera una tercera función de su concierto en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot e incluso llegó a obsequiar boletos a estudiantes del Departamento de Educación.

Pero ambos exponentes urbanos demostraron su estatura moral cuando, al separar el grano de la paja, clamaron por su renuncia tras los escándalos de corrupción de Ángela Ávila y Julia Keleher en la Administración de Seguros de Salud (ASES) y el Departamento de Educación, respectivamente. Y en particular tras la vergüenza internacional del nauseabundo chat de Telegram.

De René Pérez (Residente) se sabía qué esperar. En su momento le dijo “hijo de puta” al entonces gobernador Luis Fortuño y también denunció fuertemente la mediocridad del político Jorge Santini. Residente, en el momento en que despegaba su carrera, despotricó con razón hacia el Negociado Federal de Investigaciones (FBI) por el asesinato de Filiberto Ojeda Ríos el 23 de septiembre de 2005, Día del Grito de Lares, lo cual casi 15 años después se interpreta como una burla imperial al independentismo.

(Foto/Milenio.com)

De Bad Bunny, sin embargo, se desconocía a ciencia cierta si pudiera ser capaz de asumir una posición categórica en contra de Rosselló y la claque de corruptos del PNP.

Lo hizo y con “Afilando los cuchillos”, el demoledor y aplastante rap que junto a Residente le dedicó a Rosselló, propiciando la movilización de cientos de miles de sus seguidores al Paro del Siglo y que en pocas horas se hizo viral.

https://youtu.be/RSh7HIH2pvg

Esta masa, la Generación Z, no se puede subestimar. La conozco muy bien porque mis tres hijos, por ejemplo, la representan. Se caracterizan por rechazar el machismo y el patriarcado; la mentira y la hipocresía gubernamental; la falta de autenticidad y la mediocridad. Se distinguen por su pensamiento libre y crítico; por su pasión por la vida; por disfrutar de lo sencillo y por la sinceridad.

Quizás a no pocos de los “millenials” les falte información [también se caracterizan por su suspicacia respecto a lo que publica la prensa corporativa] pero son muy inteligentes, por lo que sin mucho esfuerzo se documentan.

Y en la presente coyuntura, información muy relevante y reveladora les ha llegado a través de artistas como Residente y Bad Bunny, quienes con su militancia han terminado encabezando un nuevo movimiento de conciencia que es y será recurso indispensable en la reconstrucción de la Nación Boricua al margen del liderato del bipartidismo penepé y popular que, maniatado por Estados Unidos, se ha enriquecido mientras saquean al País y lo engañan con su demagogia.

Reconocido por expertos de la academia, la música urbana se ha convertido en una poderosa artillería de resistencia y lucha, decisiva en la presente revolución pacífica que detonó en la renuncia de Rosselló y en la concienciación sobre los estragos del colonialismo en tiempos neoliberales en que se hipoteca el País.

“Se unieron los exponentes de la música urbana y el trap, que muchos critican, pero consumen, aunque en una visión hipócrita los condenan como subcultura, cuando ya es parte de la cultura general de Puerto Rico. Estos artistas al unirse y llamar, forman un grupo. De Residente, lo esperábamos. Pero de repente de Bad Bunny, que en un momento dado defendió a los maestros y le dijo al gobernador que era un corrupto, porque cerró la escuela donde estudió y porque su madre es maestra, se unió, haciendo el sacrificio de cancelar sus conciertos para venir a Puerto Rico a luchar. Eso para la juventud fue inspirador”, opinó Martha Quiñones Domínguez, doctora en Economía y Planificación y catedrática del Recinto de Arecibo de la Universidad de Puerto Rico.

“Hubo algunos que usaron camisetas con el mensaje: ‘mi protesta si no es con reguetón no funciona’. Así protestan. Y si los criticaron por bailar frente a la Catedral, pues es su forma de manifestación y su forma de reaccionar a la historia porque la Iglesia Católica también es parte de un problema porque le quitó la pensión a sus maestros y a lo mejor algunos de ellos son hijos de esos maestros y les comunican: ‘ustedes [la iglesia] no denuncian lo que tienen que denunciar y por eso estamos aquí al frente’. Dicen que fue ofensivo, pero desde la irreverencia que demuestran estos jóvenes ellos también comunican que el gobierno les faltó el respeto a ellos y a todo Puerto Rico y ellos les comunican al gobierno que tampoco lo respetan”, añadió la catedrática universitaria.

Por su parte, la sicóloga clínica Sonia Santiago reconoció la ejemplar militancia de la juventud que, con el flow urbano y a ritmo de reguetón en muchos casos, enarboló la bandera de la esperanza.

“Esa esperanza nos redime. Pasamos demasiados años aguantando batazos, vejaciones y humillaciones de toda índole y sin embargo la juventud despertó. Y despertó con la música; con la labor de los nuevos cantantes urbanos, como Bad Bunny, Residente, PJ Sin Suela, Daddy Yankee y tantos otros que se unieron en esta gesta. Si bien es cierto que muchas veces el lenguaje que se utiliza en sus canciones son vejaciones a la mujer, por otro lado reconozco que se han levantado a la altura de los tiempos y han incentivado a la rebeldía, pero una rebeldía carnavalesca con mucha alegría. Hicieron una revolución pacífica”, subrayó la doctora Santiago.

Significa, como reseñamos hace unos meses, que Bad Bunny y Residente son para los milenios algo así como profetas de una nueva religión: la de la rebelión contra la mediocridad, la mentira y el saqueo de los políticos que, con saco y corbata, ascienden al poder desde lo más vil y bajo de sus ambiciosas y mezquinas cloacas existenciales.

2 comentarios en “La música urbana: poderosa artillería de resistencia y lucha por la liberación de Puerto Rico”

  1. Lo importante es mantener esta ola vigente.
    Esta es la RESISTENCIA con aderezo, hay que seguir capacitado los jovenes en reuniones y asambleas y con mucho FB Live para que sepan que disponen de mucho apoyo social para aprovechar esa energía e idealismo.
    Las asambleas del PIP por pueblo es una gran punta de lanza para lo que trató de explicar con mantener la vigencia.

    Me gusta

  2. Tengo 77 Anos y estoy activo en contra del coloniaje. No me quedo quieto en mi casa y voy afuera a las manifestaciones. Que viva Puerto Rico libre y socialsta Vi a Don Pedro cuando tenia 5 anos.enn la calle Villa de Ponce, en el ano 1947. Paramii este es un privilegio..

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s