Ambientalistas luchan por salvar a Playuela

Prensa sin censura

Salvemos a Playuela es un grupo comunitario comprometido con la conservación y protección del Valle Costero de Playuela en Aguadilla. A través de diversas iniciativas nos hemos enfocado en promover la importancia de proteger el valor ecológico de Playuela mediante actividades educativas y proyectos de conservación.

Estos han contado con el apoyo de la Asociación de Estudiantes de Ciencias Marinas UPRM, Institute for Socio-Ecological Research, La Reselva de Puerto Rico, Liga Ecológica del Noroeste, Para La Naturaleza, Sierra Club de Puerto Rico, Sociedad Espeleológica de Puerto Rico, Sociedad Ornitológica Puertorriqueña, Surfrider Foundation y Vive Borikén – Puerto Rico.

Mediante este comunicado presentamos los hallazgos más importantes relacionados al valor ecológico de los terrenos (Catastro 005-000-007-02-901) del Valle Costero de Playuela con el propósito de solicitar una reevaluación a la calificación propuesta por el Mapa de Distrito de Calificación de Suelos de Puerto Rico presentado por la Junta de Planificación. Entendemos que mantener la calificación actual DTS (Desarrollo Turístico Selectivo) y la clasificación SRC (Suelo Rústico Común) sería una negligencia debido a que estas permitirían el uso inadecuado de suelos de alto riesgo y gran valor ecológico. Además representaría una amenaza para las especies que allí habitan y posibilitaría un daño irreparable a la diversidad ecológica mundial.

Al día de hoy se han contabilizado más de 550 especies de flora y fauna en los terrenos de Playuela incluyendo la Zona Marítimo Terrestre (ZMT) y arrecifes de coral. Estas se agrupan en 218 especies de flora, 287 especies marinas y más de 100 especies de fauna. Una docena de las especies que habitan estos suelos son nativas y/o endémicas de Puerto Rico y por lo menos ocho son especies amenazadas y/o en peligro de extinción. Por esta razón proponemos que se otorguen a los suelos del Valle Costero de Playuela la calificación CR (Conservación de Recursos) y clasificación SREP-E (Suelo Rústico Especialmente Protegido – Ecológico) para así garantizar el buen uso de los terrenos y la protección de los ecosistemas y las especies que en ellos habitan.

Entre la flora presente en los terrenos en discusión se encuentran especies en peligro crítico como la Palma Sombrero (Sabal causiarum), el Cedro Hembra (Cedrela odorata), y el Marubio (Hyptis verticillata). Estas especies aparecen identificadas por varios documentos de Declaración de Impacto Ambiental realizados en dichos suelos durante los años 90 y han sido confirmadas en un estudio privado realizado en el 2018. El estudio más reciente ha identificado otras especies raras o en peligro crítico según las listas del Departamento de Recursos Naturales (DRNA) y otras clasificaciones como IUCN Red List.

Además de las mencionadas anteriormente, se han encontrado dos especies de árboles endémicos Maga (Thespesia grandiflora) y Lija (Cordia rickseckeri). Además, son ampliamente presentes especies típicas de karso incluyendo la Palma de Corozo (Acrocomia aculeata), (Neea buxifolia) y (Zamia erosa). De la misma manera se han encontrado especies nativas raras restringidas a la Zona Marítimo Terrestre (ZMT), aunque no presentes en la lista redactada por DRNA en su guía de indicadores bióticos, como por ejemplo la Tuna de Mar (Opuntia stricta var. dillenii). También se han reportado un sinnúmero de especies presentes en las listas de ZMT de las cuales podemos mencionar: (Canavalia rosea, Casuarina equisetifolia, Coccoloba uvifera, Cocos nucifera, Dactyloctenium aegyptium, Dalbergia ecastaphyllum, Euphorbia mesembrianthemifolia, Ipomoea pes-caprae, Sesuvium portulacastrum, Sporobolus virginicus, Terminalia catappa, Thespesia populnea).

Es importante hacer hincapié en otros hallazgos de gran importancia. Dos especies nativas raras, previamente vistas en localidades muy remotas, han sido encontradas en distintas áreas del Valle Costero de Playuela. Estas, al igual que las anteriores mencionadas, han sido documentadas tanto en fotografía, GPS y colectas de herbario con duplicados. Por ejemplo, Celtis trinervia un arbusto nativo raro que previamente se había encontrado solo esporádicamente en áreas costeras o bosques secos al sur de la isla. Este ha sido identificado y está presente en los terrenos de Playuela. Asimismo existe la Burchnera longifolia, una hierba rarísima, la cual al presente cuenta con solo dos colectas en el Herbario de la UPR-RP para Puerto Rico. Una fue realizada en Fajardo para el año 1995, y la otra en el Valle Costero de Playuela para el previo año 2018.

Recientemente también se ha identificado la presencia de la especie ‘dogwoodleaf’ (Spiracantha cornifolia) la cual se creía extinta y previamente fue registrada solamente una vez por Lioger (un botánico importante para Puerto Rico) en una localidad cercana al pueblo de Aguada.

El reciente descubrimiento de un nuevo árbol nativo para Puerto Rico también aporta significativamente a la justificación de la calificación propuesta para los suelos de Playuela. La presencia de una gran población madura de la especie (Wallenia laurifolia), la cual es existente en el resto de las Antillas Mayores, típica de áreas costeras y karso, pero jamás antes registrada ni descubierta en Puerto Rico, indica que hay áreas del Valle Costero de Playuela que posiblemente son remanentes de bosque virgen costero/karso que no fue cortado para cocotales o caña de azúcar.

El área de Aguadilla no figuró en la mayoría de los estudios más importantes de plantas de Puerto Rico (ej. Árboles de PR y VI por USDA Forest Service – Frank Wadsworth, Roy Woodbury & Elbert Little) por múltiples razones, lo que indica que la exploración minuciosa y detallada estos suelos podría proveer más descubrimientos de especies nativas nuevas o presuntas extintas.

Además, los suelos en discusión dan albergue a elementos críticos de fauna silvestre. Se han reportado avistamientos de pelícanos pardos (Pelecanus occidentalis) quienes utilizan las palmas de coco (Cocos nucifera) y árboles de almendro (Terminalia catappa) para hacer sus nidos. Además el farallón ubicado dentro de los terrenos de Playuela es hábitat esencial de la boa de Puerto Rico (Epicrates inornatus). Asimismo hay presencia confirmada de 11 especies marinas protegidas por leyes federales. (Endangered Species Act & Marine Mammal Protection Act). Se han identificado 17 especies de escleractínidos (corales duros) de los cuales uno está declarado como especie en peligro de extinción (Acropora palmata; http://www.nmfs.noaa.gov/pr/laws/esa/text.htm), dos están en la lista de especies amenazadas (Dendrogyra cylindrus, Orbicella faveolata) y siete especies principales constructoras de arrecifes (C. natans, D. cylindrus, D. labyrinthiformis ,M. cavernosa, O. faveolata, P. clivosa, P. strigosa, S. radians).

Aceptar el cambio de calificación de estos suelos complementaría directamente a la protección de terrenos colindantes al Valle Costero de Playuela. Estos actualmente cuentan con la calificación solicitada CR y clasificación SREP-E. Además son Área de Planificación Especial del Carso, un Important Bird Area, Key Biodiversity Area de Puerto Rico y reconocidos por organizaciones internacionales de conservación. Estos terrenos aledaños cuentan con una cantidad de fauna y flora similar a los terrenos en discusión. Por consiguiente los terrenos del Valle Costero de Playuela ameritan una calificación representativa y equivalente.

Concluimos que los hallazgos presentados, los cuales evidencian el valor ecológico del Valle Costero de Playuela, justifican la necesidad de otorgar a los suelos del área una calificación CR (Conservación de Recursos) y clasificación SREP-E (Suelo Rústico Especialmente Protegido – Ecológico). Además solicitamos que se trabaje para encontrar un mecanismo adecuado para lograr que el Mapa de Distrito de Calificación de Suelos de Puerto Rico responda a las políticas públicas de conservación, riesgos y cambio climático local. Nos unimos al reclamo de otros individuos y organizaciones para solicitar que se evalúe la legitimidad del proceso actual de desarrollo y presentación del Mapa de Distrito de Calificación de Suelos de Puerto Rico y se extienda el proceso de vistas públicas unos noventa (90) días.

*Para más información sobre los hallazgos mencionados en este documento o cualquier información adicional favor de comunicarse a salvemosaplayuela@gmail.com*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s