Si Puerto Rico no siembra se morirá de hambre

Jaime Torres Torres

Prensa sin censura

Si se repitiera otra catástrofe como la del huracán María o si Puerto Rico resultara estremecido por un fuerte sismo tras el cual colapsen los puertos y aeropuertos, ante la inminente escasez de alimentos no pocos se morirían de hambre por una sencilla razón: el desprecio por la agricultura.

Puerto Rico importa de otros países alrededor del 85% de los alimentos que consume y muchos no son confiables por su poca frescura y contaminación con pesticidas.

Sin embargo, aunque se habla del desarrollo urbano en terrenos agrícolas y de la siembra indiscriminada de cemento, hay esperanza.

Puerto Rico tiene la capacidad de producir los alimentos que necesita para sobrevivir una hecatombe, aseguró el agrónomo Luis Reynaldo Santiago, con 30 años de experiencia en educación en huertos caseros en la Estación Experimental de la Universidad de Puerto Rico.

“Tenemos el clima perfecto. En las áreas de las autopistas, en techos y en terrenos pedregosos se puede sembrar. Hay maneras de hacerlo con el mínimo de inversión. De San Juan a Ponce, en tantas cuerdas de terreno abandonadas, se puede producir comida para el pueblo. Si los israelitas cultivan en piedra y arena, nosotros lo podemos hacer aquí y eso estoy dispuesto a demostrárselo al gobernador y al secretario de agricultura, sin limitaciones de cultivo porque tenemos un clima privilegiado que nos permite producir de todo”, dijo Santiago a este medio digital tras una orientación a un grupo de adultos que participaron de un taller de huertos caseros e hidroponías, auspiciado por Acción Social de Puerto Rico.

“La gente está acostumbrada a que todo se le de, pero después del huracán María tenemos que educar al pueblo porque ocurrirán peores eventos por esto del calentamiento global. El pueblo, de la misma manera que se prepara con generadores, agua y baterías, debe abastecerse con alimentos saludables y eso lo logra desarrollando sus huertos caseros, con bancos de semillas porque la necesidad básica es comer y se debe enseñar a un pueblo a producir comida”, añadió.

Santiago, quien mantiene en YouTube el canal CompostaPR, aclaró que durante mucho tiempo el ciudadano promedio concibió la idea de los huertos caseros como un pasatiempo, cuando es un asunto de prolongación de la vida con óptima salud.

“No es un pasatiempo, es una necesidad. Las personas deben tener su huerto casero para comer saludable porque lamentablemente lo que viene del supermercado no es fresco o está lleno de GMO [organismos modificados genéticamente] y pesticidas y aditivos. Comer saludable es comer lo que sembremos y cultivemos”, advirtió Santiago a la vez que invitó a las personas a abastecerse con bancos de semillas.

Por más de 30 años, desde la Estación Experimental de la Universidad de Puerto Rico, el agrónomo Luis Reynaldo Santiago se ha dedicado a la educación de grupos de la comunidad en general, incluidos niños, estudiantes, jóvenes, adultos y personas de la edad dorada.

Su anhelo es que el gobierne adopte a su política pública la educación en huertos caseros y el adiestramiento sobre su establecimiento en las comunidades de los 78 ayuntamientos del País.

“Es así, pero al gobierno no le conviene promover la cultura del huerto casero porque hay unos grandes intereses que son los que traen los alimentos a nuestro país y no les conviene que les quites lo que van a vender”, concluyó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s