Editorial: la Prensa somos todos y exigimos respeto

Por Jaime Torres Torres

Prensa sin censura

 

Pertenezco a la escuela del Periodismo en que la ofensa a un colega es suficiente para abandonar una conferencia de prensa. 

A la convicción de que si un político o empresario ofende a un colega nos ofende a todos.

A la tradición de si una figura pública, por más poderosa que sea, intenta humillar a un reportero humilla a todos y se le exige respeto y trato justo.

A una escuela en que gremios de prensa, como la Asociación de Periodistas de Puerto Rico o el Club Ultramarino de Prensa, ya hubiesen circulado contundentes declaraciones en reprobación de la actitud prepotente e irrespetuosa del Presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz contra la periodista Valerie Collazo Cañizares del programa Jay sus Rayos X.

La afrenta ocurrió durante la rueda de prensa ofrecida ayer por Rivera Schatz en el Salón de Mujeres Ilustres del Senado en reacción al arresto de su empleado de confianza Ángel Figueroa, director de la Oficina de Asuntos Gubernamentales y presidente de la Junta de Subastas del Senado, y los esposos Isoel Sánchez y Chrystal Robles por el escándalo de corrupción de los empleados fantasmas.

La rueda de prensa fue documentada en audio y vídeo. Nadie sacó la cara por Valerie. Horas antes, la Secretaria de Justicia, Wanda Vázquez y la saliente jefa de Fiscalía Federal, Rosa Emilia Rodríguez intentaron coartar el derecho a la libertad de prensa de la colega Carmen Enid Acevedo, quien formuló preguntas, según se desencajaron sus rostros, poco simpáticas.

Las mismas fueron despachadas liviana y superficialmente.

La norma parece ser: ‘si me tratas bien, te concedo entrevistas. De lo contrario, no’. 

Y no son pocos los colegas, a veces presionados por los dueños de los medios en que se ganan su sustento, que diariamente se ven obligados a formular preguntas cosméticas, ingenuas, sin premisas sólidas, debidamente documentadas y correctamente articuladas. Los que honran la profesión, como el caso de Valerie Collazo Cañizares, se exponen al escarnio y la ofensa pública de funcionarios como Rivera Schatz.

En record aparece que en marzo de 2017 Rivera Schatz la telefoneó para asegurarle que no le concedería una entrevista más “por trabajar para ‘el charlatán y corrupto de Jay Fonseca”, según documenta NotiCel, citando a la joven comunicadora.

La Prensa del País necesita darse a respetar. ¿Cómo? Primero: que los gremios de Prensa que a veces -conforme a mi opinión- parecen estar alineados con la agenda de las corporaciones mediáticas que emplean a decenas de sus periodistas, denuncien públicamente los exabruptos de los funcionarios en aras de respeto a la libertad de prensa. 

Segundo: que los colegas no vean a sus compañeros como antagonistas o rivales, sino como profesionales que ejercen la profesión con rigurosidad y que tolerar o ignorar la opresión hacia uno al final del día es una ofensiva hacia toda la clase periodística nacional. 

Tercero: que no se toleren más las medias verdades, las respuestas acomodaticias, los eufemismos y evasivas de figuras como Rivera Schatz que en el caso de los empleados fantasmas ofende el sentido común al cantarse sorprendido, ajeno y desinformado respecto del esquema por el que las autoridades federales arrestaron a su empleado de confianza. 

Cuarto: dejar de cubrir a los directivos de corporaciones públicas y jefes de agencias que evaden a la Prensa y toda gestión la canalizan a través de un publicista que se asegura de conocer el tema por el que se le abordará y si es conveniente o no.

La afrenta de Thomas Rivera Schatz contra la periodista Valerie Collazo Cañizares no puede pasar inadvertida ni por debajo del radar. Hoy por hoy, duela a quien le duela, programas como Jay sus Rayos X por Telemundo y los artículos a fondo publicados por el Centro de Periodismo Investigativo divulgan y publican los hechos que, con libertad editorial y voluntad, están al alcance de los editores y productores de noticias de los medios corporativos. Pero no lo hacen, en algunos casos, por pautas, agendas e intereses particulares.

La clase política, con la excepción de los medios mencionados, incluso de otros pocos, tiene secuestrado al periodismo de excelencia y sostiene medios, en su mayor parte periódicos y emisoras regionales que dependen de las pautas de los alcaldes.

Es la tendencia. 

En tiempos de la revolución de la comunicación digital por las redes sociales para un presidente como Donald Trump, incluso para políticos locales, es mejor publicar en Twitter que atender a un periodista que lo pueda poner en aprietos. Cuando un colega revela los hallazgos de una investigación seria enseguida se le tilda de ‘farsante’, de publicar ‘fake news’, de perseguir, presionar o abusar de la libertad de prensa. 

Esta vez ha ocurrido con Valerie Collazo Cañizares del programa “Jay y sus Rayos X”. En el pasado, sucedió con las investigaciones de Manny Suárez y el San Juan Star sobre los asesinatos en el Cerro Maravilla. 

En años recientes en las páginas de PH con las revelaciones de la investigación de Oscar Serrano sobre la Pensión Cadillac del exgobernador Pedro Rosselló. Y podríamos enumerar demasiados ejemplos, como la visita del programa Prensa sin censura a la reserva sagrada del Río Jauca en Utuado para reportar sobre la profanación del lugar con la pintura de un ‘rubik cube’ en medio de los petroglifos de los antepasados taínos. La comunidad se unió y al alcalde Ernesto Irizarry no le quedó más remedio que participar en una mesa redonda con los ciudadanos y comprometerse a proteger la reserva.

Lo menos que pudiera hacer Thomas Rivera Schatz es formular una disculpa pública a la joven periodista y reconocer que sí sabe de las movidas de Ángel Figueroa… Porque si las ignoraba, como alegó, pues no hay duda de que se deshonra y deshonra el alto cuerpo que preside. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s